10 de febrero de 2020
10.02.2020

Guerra de recursos en Bens

La licitación de la planta de residuales se suspendió por recursos, se cambió el pliego, se adjudicó a una empresa, se recurrió, se le dio a otra y planea otra impugnación sobre ella

09.02.2020 | 22:26
Instalaciones de la Edar Bens.

Todo lo relacionado con las aguas residuales, la basura y la energía son negocios que generan grandes ingresos y por eso a este tipo de contratos no faltan las grandes sociedades y multinacionales, que pelean hasta el último momento por un contrato. La explotación de las instalaciones de depuración y saneamiento de las aguas residuales de la comarca por parte de la Edar Bens se licitó en marzo de 2019 por una cifra tan atractiva como 11,3 millones de euros. En este casi un año de tramitación ha habido recursos de las empresas aspirantes, modificación de los pliegos, adjudicación a la empresa Sacyr en UTE, impugnación de la competidora que llevaba hasta el momento el contrato, resolución del tribunal dándole la razón, nuevas valoraciones y una nueva adjudicación a la empresa que recurrió, Cadagua, y que antes había quedado de última. Y por el medio, varias suspensiones del procedimiento. Pero todo apunta que se recurrirá también esta nueva adjudicación.

Marzo de 2019. Edar Bens saca a licitación la gestión de la planta por dos años, en un contrato valorado en 11,3 millones.

Abril de 2019. Dos aspirantes de la licitación, Seys Medioambiental y Sacyr Agua, presentan un recurso contra los pliegos de la licitación, en cuento a la solvencia técnica, ante el Tribunal Administrativo de Contratación Pública (TacGal), se suspende el procedimiento y el tribunal resuelve darle la razón a estas dos empresas.

Mayo de 2019. La mesa de contratación de la Edar Bens actualiza los pliegos y modifica los apartados que fueron recurridos para cumplir la resolución del Tribunal de Contratación y abre un nuevo plazo de presentación de ofertas.

Septiembre de 2019. La mesa de contratación de Edar Bens valora y puntúa la oferta de las tres empresas aspirantes: 84,80 puntos para la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Sacyr, Agricultores de la Vega de Valencia, Depuración de Aguas del Mediterráneo y Valoriza; 81,25 puntos para la UTE Drace Infraestructuras-Arias Infraestructuras; y 76,45 puntos para la empresa que llevaba hasta ahora esta gestión, Cadagua. Acuerdan proponer la adjudicación a favor de Sacyr por tener la mayor puntuación.

Octubre de 2019. La hasta entonces concesionaria Cadagua pide en septiembre el acceso al expediente, especialmente la documentación sobre la solvencia económica, profesional y técnica de las otras licitadoras. En octubre le dan toda la documentación.

Noviembre de 2019. Cadagua presenta un recurso contra la adjudicación ante el Tacgal y solicita la exclusión de las dos aspirantes porque cree que no acreditaron la solvencia técnica. Se suspende el procedimiento y días después el Tribunal de Contratación estima parcialmente su impugnación.

Diciembre de 2019. La mesa de contratación de Edar Bens solicita a Sacyr y Drace-Arias la documentación técnica para comprobar si realmente está acredita, tal y como resolvió el Tacgal.

10 de enero de 2020. La mesa de contratación analiza la nueva documentación y excluye a Drace-Arias porque comprueba que no acredita dicha solvencia. Valoran las ofertas: Cadagua, que en la primera valoración era la de menor puntuación, ahora es al revés, recibe 50 puntos y Sacyr, 45,43.

22 de enero de 2020. Sacyr solicita a Bens acceso al expediente de contratación y le dan acceso el 28 de enero para ver la solvencia técnica y la subsanación de dicha solvencia de Drace-Arias, así como el DEUC (documento europeo único de contratación), la declaración de capacidad, de Cadagua, y el informe que envió la mesa de contratación al Tribunal de Contratos.

30 de enero de 2020. Se publica la resolución de adjudicación del día 27 por el consejo de administración, a favor de Cadagua.

5 de febrero de 2020. La mesa de contratación de la Edar Bens se reúne para examinar un nuevo escrito de Drace-Arias que dice que hubo erratas en las fechas de certificaciones sobre realización de proyectos. Por ejemplo, donde ponía 2019 en realidad era 2009.Es rechazada por ser "claramente extemporánea".

7 de febrero de 2020. Cadagua, la adjudicataria, solicita acceso al expediente de contratación, toda la documentación incorporada después de que ella presentase el recurso al Tacgal.

Hoy, 10 de febrero de 2020. Cadagua tiene hora hoy para ver en la Edar Bens toda la documentación que solicitó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es