El borrador del convenio entre Concello, Xunta y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) para el desarrollo de la estación intermodal recupera la construcción de una segunda pasarela con acceso para coches que conecta las avenidas de A Sardiñeira y O Ferrocarril. Este vial, situado sobre la playa de vías, ya figuraba en el diseño de 2011 del arquitecto gallego César Portela, junto a otra pasarela peatonal.

El Concello ha propuesto en el último borrador de convenio entre las tres administraciones que Adif „que todavía tiene que dar el visto bueno„ tendrá que licitar "en el segundo semestre de 2020 los servicios para la redacción del proyecto de la pasarela de conexión" entre estas dos avenidas. Aunque estará destinada a la movilidad peatonal y ciclista, el Gobierno local incluye que también estará abierta "al tráfico rodado". Fuentes de la negociación señalan que así lo prevé el vigente Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), de 2013.

La otra conexión entre A Sardiñeira y O Ferrocarril, también por encima de las vías, será exclusivamente peatonal para evitar que los usuarios tengan que bordear la ronda de Outeiro. La Junta de Gobierno Local aprobó el pasado diciembre la modificación del plan general para poder construirla. Con esto se buscará también la "integración plena", como cita en su proyecto César Portela, entre el ferrocarril, los autobuses interurbanos, los urbanos y las conexiones peatonales, para lo que se instalarán amplias marquesinas en avenida de O Ferrocarril que permitirán la llegada de los vehículos de la Compañía de Tranvías y se crearán nuevos pasos peatonales a ambos lados de la intermodal. La estructura contará además con ascensores para favorecer que pueda ser utilizada por personas con problemas de movilidad.

Los usuarios y ciclistas también podrían circular por la segunda pasarela que el Concello propone recuperar, aunque la novedad es que estará habilitada para el paso de vehículos, una idea a la que se había renunciado en los últimos diseños y que permitirá descongestionar el tráfico en la zona.

El concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, avanzó hace tan solo unos días que el borrador del convenio para la estación intermodal en el que están trabajando actualmente las tres administraciones estará listo "en dos semanas", es decir, a mediados de marzo.

El pasado mes de enero, Adif presentó un informe con nuevas propuestas urbanísticas, en las que pedía más edificabilidad en la zona, por lo que el Gobierno local trabaja en esos cambios, aunque el edil aclaró que esto no provocaría un nuevo retraso.

Así, se modificará el PGOM para permitir las "construcciones y usos propios" de Adif para que funcione la instalación, para aprobar usos asociados o relacionados con el ferroviario "de carácter industrial, comercial y de servicios cuya localización esté justificada" y, por último, para posibilitar 5.000 metros cuadrados de "usos complementarios de carácter lucrativo". Las administraciones todavía negocian qué actividades se desarrollarán, además de la ferroviaria, y qué espacio ocuparán.