18 de marzo de 2020
18.03.2020
La Opinión de A Coruña

Coronavirus en A Coruña | El Concello desinfecta instalaciones para acoger a vecinos en caso de necesidad

La Xunta analiza sus dependencias en la ciudad para usarlas como hospitales de campaña si se disparan los contagios || Efectivos del Ejército de Tierra comienzan a patrullar las calles

17.03.2020 | 21:39
Coronavirus en A Coruña | El Concello desinfecta instalaciones para acoger a vecinos en caso de necesidad

El Ayuntamiento ha empezado a desinfectar instalaciones municipales deportivas para tenerlas listas en caso de que sea necesario que se conviertan en un centro de acogida de vecinos, bien sea por un desalojo o porque nadie puede estar en la calle. Los trabajos comenzaron ayer con el Palacio de los Deportes, pero seguirán con centros educativos, incluidos la escuela infantil de Padre Rubinos y también en los centros cívicos. La Xunta analiza también sus dependencias en la ciudad para poder usarlas como hospitales de campaña, en caso de que se disparen los contagios por coronavirus. La Unidad Militar de Emergencias está ya en la ciudad, con 48 efectivos, y actuará en las zonas con más riesgo

El Concello de A Coruña ha iniciado ya la desinfección de instalaciones municipales para prepararlas para acoger a vecinos de la ciudad en caso de que sea necesario por el avance del coronavirus. Las labores de limpieza comenzaron ayer en el Palacio de los Deportes de Riazor, pero le seguirán 36 dependencias más, 37 instalaciones educativas y 26 centros cívicos uno de ellos se sale de esta lista, el de Feáns, que ya fue desinfectado con anterioridad, por haberse declarado un caso positivo de coronavirus, y también el pabellón de Os Rosales, por las mismas razones. El lunes empezarán las tareas en las escuelas infantiles, incluida la de Padre Rubinos.

La finalidad de esta intervención es que las instalaciones municipales estén en perfecto estado por si se necesitan utilizar en un caso de emergencia como por ejemplo que hubiese que desalojar una residencia o que tuviesen que dormir bajo el mismo techo todas las personas que carecen de hogar, para evitar más contagios.

Los técnicos municipales marcaron como "prioridad alta" para la desinfección de las 39 instalaciones deportivas, los doce polideportivos, ya que son los que más capacidad tienen para dar cobijo a posibles afectados por un eventual desalojo. Hay otros que están calificados como de prioridad baja, como el campo de golf de la Torre y los centros deportivos de San Diego y San Amaro -que son gestionadas por concesionarias-.

Para ayudar a frenar la curva, se desplegaron ayer por toda la ciudad 48 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), en 15 vehículos, procedentes de León. Sus intervenciones se producirán en los puntos de mayor concentración de personas, en especial donde haya colectivos de riesgo.

De modo que ayer se les pudo ver ya en el entorno del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), después acudieron a la estación de autobuses y de tren, y sus labores continuaron en la comisaría de la Policía Nacional y la Comandancia de la Guardia Civil en Lonzas, participaron también dando apoyo al servicio médico de la Casa del Mar, hasta las diez de la noche.

Los vehículos rojos de la UME se dejaron ver por la tarde por las calles del centro y en el Obelisco, donde estuvo uno de los camiones estacionado. Por la mañana, hicieron guardia también en otros enclaves, como en el Palacio de la Ópera.

Las instalaciones públicas de la ciudad están también bajo la lupa de la Xunta de Galicia, que estudia sus características para poder convertirlas en hospitales de campaña, en caso de que se disparasen los contagios de coronavirus entre la población y los recursos sanitarios actuales no fuesen suficientes para atender a los afectados por esta pandemia. Entre las condiciones que buscan para dar cobertura serían que tengan habitaciones y que estén actualmente sin ninguna actividad.

LOS BOMBEROS, A CALVO SOTELO

Para prevenir también que los integrantes del parque de Bomberos no estén todos concentrados en el mismo lugar, se contagien y no puedan asistir a sus turnos, la mitad de los efectivos se trasladaron ayer a las instalaciones del instituto Calvo Sotelo, esta medida acerca también a los Bomberos a posibles puntos de intervención. El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, firmó ayer el acuerdo de cesión al Concello y los bomberos ya se trasladaron por la tarde para "garantizar un adecuado servicio a la ciudadanía durante la crisis sanitaria del coronavirus".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es