21 de marzo de 2020
21.03.2020
La Opinión de A Coruña

Supera, primera concesionaria municipal que plantea un ERTE por el coronavirus

Afecta a aproximadamente 60 trabajadores, once del club de golf de la Torre de Hércules y más de medio centenar del complejo deportivo de San Diego

20.03.2020 | 22:15

La concesionaria municipal Supera, que se encarga de la gestión de las instalaciones del campo de golf de la Torre de Hércules y del complejo deportivo de San Diego, planteó ayer un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que afecta a unos 60 trabajadores.

Es la primera de las empresas que prestan servicios al Concello que reduce su plantilla por la crisis del coronavirus y las medidas del estado de alarma decretadas para detener su avance.

De los trabajadores afectados por esta regulación de empleo, once ejercen su actividad en el campo de golf de la Torre y, el resto, en el complejo deportivo de San Diego.

Es una decisión que la empresa ha planteado no solo en sus centros de la ciudad, sino en todas las instalaciones que gestiona en España y Portugal.

La duración de la regulación de empleo en la ciudad está marcada, según aseguran los trabajadores que les ha dicho la empresa, por el estado de alarma, de modo que, mientras el Concello mantenga las instalaciones cerradas, no se levantará la reducción de las plantillas.

Fuentes del Gobierno local aseguraban ayer que todavía no habían recibido información de la empresa al respecto, por lo que optaron por no responder al desconocer la situación en la que se quedarán estos empleados que prestan servicio en instalaciones municipales. Fuentes municipales señalan que estudiarán jurídicamente cada caso que se presente, respecto al cumplimiento del contrato y la situación laboral.

Trabajadores de centros culturales, como el Fórum Metropolitano, se quejan „desde el inicio del estado de alarma„ de que las adjudicatarias de las concesiones municipales les obliguen a ir a trabajar a pesar de que las instalaciones en las que prestan sus servicios están cerradas al público y de que carecen de actividad.

Consideran que las empresas les ponen en peligro innecesariamente, ya que hay edificios que cuentan con alarma y no es preciso que haya una persona de seguridad en ellas.

Lamentan también que no se hayan tenido en cuenta factores de riesgo, como que tienen que hacer uso del transporte público para llegar a su trabajo o que residen con personas mayores o inmunológicamente deprimidas, de modo que las pueden contagiar. El Concello, en este caso, defiende que las contratas mantengan sus plantillas.

Samyl, la empresa que se hace cargo de la atención en el Fórum Metropolitano, aprobó ayer a última hora de la mañana que en cada turno solo estuviera una persona „incluso en fin de semana„, a falta de tomar nuevas medidas la próxima semana. El servicio de limpieza no volverá hasta nuevo aviso al edificio, ya que no está abierto al público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es