22 de mayo de 2020
22.05.2020
La Opinión de A Coruña

Desescalada coronavirus A Coruña | El 092 controlará la capacidad de las playas desde el lunes 25 hasta el final del verano

Policías podrán impedir el acceso si hay aglomeraciones - La entrada en la fase 2 de la desescalada permitirá ya tomar el sol y bañarse, pero no utilizar las duchas

22.05.2020 | 01:02

La Policía Local controlará de forma permanente el aforo de las playas y calas coruñesas desde el lunes 25 de mayo, cuando presumiblemente la comunidad gallega entre en la fase 2 de la desescalada, hasta que finalice la temporada de verano. Esta vigilancia policial es una de las medidas principales que pondrá en práctica el Concello dentro de tres días que están incluidas en el protocolo provisional sobre el uso de los arenales en A Coruña a partir de la nueva fase de camino a la normalidad, que, no obstante, está a expensas de la orden estatal definitiva sobre la misma materia que publique en las próximas horas el Boletín Oficial del Estado y las directrices que a su vez establezca la Xunta.

Todas las medidas de transición, que se aplicarán hasta el 15 de junio, tienen como finalidad que los usuarios de las playas puedan guardar la distancia máxima de seguridad de dos metros para evitar contactos y posibles contagios de coronavirus. Los bañistas ya podrán tomar el sol y refrescarse en el mar, aunque no en las duchas. Accederán a los arenales por un sitio y saldrán por otro. Y hasta mediados de junio no habrá todavía socorristas.

¿Cómo se controlará el acceso y el aforo en las playas? No será a través de un sistema de cita previa, como en principio planteaba la Xunta y rechazó el Ayuntamiento. Los usuarios podrán ir a la playa cuando quieran y sin límite de tiempo (salvo que lo determinen las órdenes estatal o autonómica). Policías locales controlarán de forma presencial la capacidad de todos los arenales de la ciudad y cuando en uno adviertan un número desmesurado de personas cerrarán el acceso hasta que se recupere un aforo adecuado. Una aplicación de móvil también informará en tiempo real a los usuarios del aforo de las playas y de las mareas, aunque el Concello aún no ha terminado de desarrollarla.

¿Cómo será el dispositivo policial? Habrá un puesto de mando principal en la coraza que separa las playas de Orzán y Riazor, con agentes a pie que vigilen el uso que se hace de estos arenales y de Matadero, controlado también por las cámaras del paseo marítimo. Coches patrullas se desplazarán hacia el resto de playas para comprobar cómo es la situación en As Lapas, San Amaro, Oza y las calas próximas a cada zona. Este sistema se mantendrá desde el próximo lunes hasta el final del verano, con unos diez agentes en dedicación exclusiva y turnos que podrán movilizar hasta 50 policías.

¿De qué manera se entrará y saldrá de una playa? Para evitar la coincidencia de personas en el mismo espacio, la entrada se hará por un acceso y la salida por otro distinto. En playas con escaleras hacia dos lados, como Riazor y Orzán, los bañistas entrarán en la arena por un extremo y saldrán al paseo por el otro. Donde no sea posible utilizar este modo de desplazamiento, como en As Lapas, se establecerá un vallado longitudinal para que quienes bajen al arenal lo hagan por un lado y quienes salen, por otro.

¿Qué se podrá hacer ya en la playa? Hasta el lunes 25 de mayo aún no está permitido tumbarse a tomar el sol ni darse un baño, actitudes de las que policías locales tuvieron que advertir en los días pasados a algunos usuarios de las playas de la ciudad. A partir de la entrada de Galicia en la fase 2 ya no existirá tal prohibición, aunque los bañistas no podrán utilizar las duchas; los aseos, sí. Fuentes municipales añaden que, dado que no hay especificaciones claras todavía, jugar en la playa con pelotas, palas u otros elementos recreativos o deportivos se regulará en función de la capacidad que en determinado momento presenta la playa, de manera que si el aforo es bajo se permitirá sin problemas, pero si es medio o alto podría prohibirse temporalmente.

¿Podrían cerrarse las playas por pleamar o mareas vivas? El calendario de mareas señala previsión de fuertes mareas a comienzos de julio y a finales de agosto en la costa coruñesa, motivo por el que el Concello podría cerrar las playas, al comerse la marea gran parte del espacio de arena. En esas fechas habrá que controlar la evolución del mar para tomar las medidas más seguras, según fuentes municipales.

¿Cuándo habrá socorristas? Hasta el 15 ó 16 de junio no estará en funcionamiento este servicio, como ocurre cada año en coincidencia con el inicio de la temporada de verano en los arenales. A partir de esa fecha su horario será el habitual, a partir de las once de la mañana y hasta las ocho de la tarde. El concurso convocado por el Concello establece que el número de socorristas que prestarán servicio en las playas este verano será superior al de los años anteriores, ya que no solo realizarán las tareas habituales, sino que se les exigirá que colaboren con las fuerzas de seguridad para aconsejar a los usuarios que mantengan la distancia de seguridad para evitar contagios.

¿Cómo podrán los bañistas resolver dudas sobre el uso de las playas? Además de los socorristas, la caseta que de forma habitual utiliza la Concejalía de Medio Ambiente para actividades de educación medioambiental cada año ofrecerá el servicio de información a los usuarios sobre medidas de higiene y control y seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es