22 de mayo de 2020
22.05.2020
La Opinión de A Coruña

Desescalada coronavirus A Coruña | Los centros comerciales abren el lunes con control de aforo y más medidas de higiene

Las grandes superficies adaptan sus instalaciones a las condiciones de la reapertura con señalización, paneles informativos y gel hidroalcohólico

22.05.2020 | 01:02
Un trabajador de El Corte Inglés, ayer, coloca medidas de seguridad para su reapertura.

Los centros comerciales coruñeses se preparan para abrir de nuevo sus puertas. Gerencia y trabajadores de las diferentes superficies trabajan a pleno pulmón, ante las altas probabilidades de que la provincia pase a la fase 2 de la desescalada, para acondicionar las instalaciones de cara a la nueva situación, con la consiguiente relajación de las medidas de confinamiento que ello supondría.

En todas las áreas comerciales se han puesto en marcha protocolos específicos de higiene y salubridad, control de aforos e información, conformes a la normativa estatal que marca las condiciones de su reapertura, que probarán su eficacia el próximo lunes si, finalmente, el paso de fase lo permite.

En la mayor parte de ellos, estas medidas llevan meses de ensayo, debido a que algunos de los establecimientos esenciales que integran sus instalaciones, como hipermercados, tiendas de animales o farmacias, continuaron funcionando durante el confinamiento. Un rodaje previo en el que la organización de los diferentes centros confía para garantizar las condiciones de seguridad en la nueva fase.

Limpieza y salubridad. El mantenimiento de las máximas condiciones de higiene en sus instalaciones es el punto clave de los protocolos que todos los centros pondrán en marcha a partir del lunes. La mayoría de los centros comerciales incluirá puntos de geles hidroalcohólicos a disposición de los clientes, además de redoblar esfuerzos de los equipos de limpieza para desinfección de las diferentes zonas. Superficies como Marineda City instalarán sistemas como alfombras desinfectantes en los diferentes accesos y dispensadores de gel hidroalcohólico. "Todo el personal ha pasado por formaciones en estos protocolos especiales, porque cada servicio y zona tiene el suyo", confirma la gerente del centro, Ana López.

En El Corte Inglés incorporarán métodos de desinfección de prendas como planchas de vapor o probadores con luz ultravioleta. Los cambios y devoluciones estarán permitidos, aunque se restringirá, de ser necesario, el número de probadores disponibles. "En el caso de devolución, se desinfectará la percha y se reciclará el plástico o funda. Habrá control de acceso en los probadores para evitar aglomeración", añade el responsable de relaciones institucionales de El Corte Inglés, Pati Blanco.

En el centro comercial Los Rosales se reforzará, sobre todo, la limpieza de zonas comunes y se intensificará el uso de productos desinfectantes de ámbito sanitario "en superficies conflictivas como aseos, pasamanos o escaleras", en palabras de su gerente, Juan Carlos Losada. También Espacio Coruña incorporará dispensadores de gel y mascarillas en distintos puntos de la estructura y reforzará la desinfección regular de las instalaciones. "Hemos recomendado a todos los establecimientos que implanten el pago con tarjeta o dispositivo móvil", añade su gerente, Jessica Fonticiella. En todas las áreas comerciales, el personal irá equipado con elementos de protección como mascarillas o pantallas.

Señalización y control de aforo. Las grandes superficies comerciales podrán abrir, de pasar a la fase 2 de la desescalada, a un 30% de su aforo, aunque las áreas comunes de descanso tendrán que permanecer cerradas. El aforo de los comercios interiores podrá llegar al 40%, y, aunque todos los centros incorporarán sistemas de conteo, muchos de los cuales ya funcionan desde hace años, la opinión mayoritaria de las gerencias es que el control de la afluencia no será un problema.

"Excepto en fechas como la víspera de Reyes, es raro que un centro rebase la mitad de su capacidad. Tenemos sistemas de conteo, pero creemos que, en estas circunstancias, no se va a producir", explica Pati Blanco. El gerente de Los Rosales ratifica esta visión. "El 40% del aforo de una tienda de 100 metros cuadrados puede ser cinco personas a la vez, que difícilmente se sobrepasa en circunstancias normales", ejemplifica. En Marineda City, el cumplimiento de la normativa se garantizará mediante equipos tecnológicos de control de aforos, que enviarán, de forma automática, una alerta si este se sobrepasa. "Si se llega al límite se irán cerrando accesos, pero no es una práctica nueva, ya se ha hecho", explica Ana López.

En todas las estructuras de los distintos centros comerciales se ha incorporado, además, señalización en paredes y suelos, con el fin de marcar los flujos de entrada, salida y circulación evitar las posibles aglomeraciones. En todos los centros habrá personal de seguridad designado para garantizar el distanciamiento si se forman colas o esperas. En el caso de los locales de hostelería, las normas serán las mismas que se especifican de forma general para este servicio.

Información y cartelería. Todos los centros comerciales incorporarán puntos de información para recordar las recomendaciones de higiene y prevención, compuestos por cartelería y personal encargado. En cada una de las distintas instalaciones se precisarán, mediante paneles informativos, las normas ajustadas a cada servicio, como cines, restaurantes o tiendas de distinta naturaleza. En El Corte Inglés estudian, además, incorporar la figura de un recepcionista en la entrada, cuya función sea la de recibir e informar a los clientes, dar indicaciones y orientar para que los tráficos sean más directos, evitando así las paradas. Centros como Los Rosales utilizarán, como refuerzo, mensajes por megafonía para recordar las medidas, y se servirán de personal de seguridad y cámaras para asegurar su cumplimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es