23 de mayo de 2020
23.05.2020
La Opinión de A Coruña

Los colegios públicos advierten una bajada en la demanda de sus plazas de Infantil

Los directores, sorprendidos por el descenso de matrículas y apuntan a la pandemia como causa. El centro de Novo Mesoiro supera en 15 las solicitudes para las vacantes de su primer curso

23.05.2020 | 00:44
Los colegios públicos advierten una bajada en la demanda de sus plazas de Infantil

Los colegios públicos de A Coruña miran con perplejidad la cifra de plazas de Educación Infantil solicitadas este año. Este lunes se cerró el periodo habilitado para que las familias efectuaran su demanda, que fue escasa y dejó prácticamente a la mitad de los centros de la ciudad -13 consultados de los 27 existentes- con sillas vacías. La imagen ha llamado la atención de los equipos directivos, que se confiesan sorprendidos frente a la estampa de 2019, en la que la tendencia general fue la de las listas de espera. El presidente de la Asociación de Directores de A Coruña, Antonio Leonardo Pastor, asegura que los números "no son normales", y achaca el descenso sobrevenido a la confusión y el miedo que provoca la pandemia.

El cómputo todavía puede variar los próximos días, ya que algunas entidades no han efectuado aún el recuento de peticiones telemáticas o por correo certificado. Con todo, los números recogidos hasta ahora reflejan una curva a la baja que, dicen, será difícil de invertir. En centros como el Colegio Público María Pita apenas han cubierto la mitad de sus 50 plazas, en un acusado descenso en el que las solicitudes han pasado de las 62 de 2019 a las 26 actuales. También llamativo es el caso del Emilia Pardo Bazán, con 24 vacantes, y el María Barbeito, que podría iniciar el curso con otras 26.

Entre los 22 centros públicos con los que este diario ha contactado, tan solo siete han tenido que poner a sus alumnos en lista de espera. Y ni siquiera en ellos la noticia es demasiado positiva. En comparación con las cifras registradas el año pasado, varios han recibido menos peticiones, como el Fernández Latorre (-10,14%), Labaca (-5,71%) o el Colegio Sal Lence (-25%). Las cifras han mejorado en el Sanjurjo de Carricarte y el Wenceslao Fernández Flórez, pero la oferta no supera la demanda, y deja al San Francisco Javier -con 27 alumnos en espera, cinco más que el anterior curso- como la excepción.

En el origen de la bajada, muchos señalan al coronavirus como culpable. La Asociación de Directores de A Coruña baraja que "haya miedo a la matrícula el curso que viene" y que "como la Educación Infantil no es obligatoria, los padres estén pensando en no escolarizar a los niños". El presidente de la entidad ve claro que "ha habido poca matrícula con relación a otros años" y que "colegios que normalmente se pasaban en el número de solicitudes" se han quedado cortos esta vez. Señala también la "poca información que tuvieron los padres" sobre los procesos de inscripción, en los que a la confusión derivada de la epidemia y la clausura de los centros, se sumó el breve periodo en el que se pudieron hacer las gestiones, del 11 al 18 de mayo.

El responsable opina que "a muchos se les ha pasado el plazo administrativo", una postura que respalda la presidenta de la Federación de Padres de Centros Públicos, Lola Blanco. "Abrieron una semana nada más, y algunos ni se enterarían. Tuvo que ser eso, porque no creo que bajara la cantidad de hijos en un año", apunta la coordinadora. El número sí sufrió un descenso, aunque leve, ya que la natalidad bruta en el municipio fue de 28 nacimientos menos respecto al 2016. La matrícula se abrió para los nacidos del 1 de enero de 2017 al 31 de diciembre de ese año, en el que hubo 1.798 nacimientos frente a los 1.826 del anterior.

El descenso no explica la bajada en la demanda, que también ha afectado a las escuelas privadas, aunque en menor medida. De las nueve consultadas -hay quince- cuatro cuentan con lista de espera, aunque de ellas dos (Liceo La Paz y Compañía de María) han visto mermadas sus solicitudes respecto al año pasado.

El estreno de Novo Mesoiro

Entre las malas cifras arrojadas, el nuevo centro de Novo Mesoiro ha recibido, en el que será su primer curso, una buena acogida. El colegio ha superado por 15 su oferta de 50 plazas, y ha provocado un efecto en su área de influencia. Las escuelas que antes recibían a alumnos ubicados en la zona, como el Manuel Murguía, han sufrido un trasvase, y acusan el impacto. Mientras que en 2019 tuvo 31, esta vez la institución registró solo 7 solicitudes, de un total de 25 vacantes ofertadas. Tampoco el Alborada logró cubrir las 50 a las que podían optar los padres, que realizaron 30 inscripciones. Otro que notó el nuevo colegio fue el Salgado Torres, al que le quedaron libres 29 plazas.

Procesión de admisión Infantil

Centros públicos (plazas ofertadas y solicitudes)

  • Alborada: 50 y 30
  • Novo Mesoiro: 50 y 65
  • Cidade Vella: 20 y 16
  • Concepción Arenal: 50 y 58
  • Curros Enríquez: 25 y 15
  • Prácticas: 25 y 27
  • Emilia Pardo Bazán: 75 y 51
  • Salgado Torres: 50 y 21
  • Cornide Saavedra: 10 y 12
  • Fernández Latorre: 50 y 62
  • Labaca: 25 y 33
  • Manuel Murguía: 25 y 7
  • María Barbeito: 78 y 52
  • María Pita: 50 y 26
  • Sagrada Familia: 50 y 35
  • Sal Lence: 25 y 18
  • San Francisco Javier: 50 y 77
  • San Pedro de Visma: 48 y 33
  • Sanjurjo de Carricarte: 25 y 22
  • Wenceslao Fernández Flórez: 50 y 37
  • Zalaeta: 25 y 25

Centros concertados (Plazas ofertadas y Solicitudes)

  • Calasanz-PP Escolapios: 75 y 82
  • Liceo la Paz: 125 y 127
  • Calasancias: 50 y 40
  • Salesianos Juan Bosco: 50 y 49
  • Compañía María: 75 y 85
  • Montegrande: 25 y 17
  • Dominicos: 50 y 41
  • Karbo: 25 y 9
  • Santa María del Mar: 100 y más de 100

* Los colegios que faltan no aportaron datos o no fue posible conseguirlos

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es