27 de mayo de 2020
27.05.2020
La Opinión de A Coruña

Un incendio cerca de la depuradora de Bens arrasa quince hectáreas de monte

El viento dificultó las tareas de extinción - Los efectivos de emergencias necesitaron casi seis horas para controlar el fuego

27.05.2020 | 01:03

Un incendio forestal en las inmediaciones de la depuradora de Bens, que se declaró ayer unos minutos antes de las tres de la tarde, arrasó con, al menos, quince hectáreas de monte bajo. Los Bomberos de A Coruña acudieron a la zona y también fueron movilizados efectivos de la Xunta. En total, dos agentes, seis brigadas, cuatro motobombas, una pala, dos helicópteros y dos hidroaviones, según informó ayer la Consellería de Medio Rural.

Al cierre de esta edición, el fuego todavía no se había extinguido. El dispositivo desplegado en la zona lo dio por controlado justo seis horas después de que se hubiese declarado, a las 20.52 horas y es que, la primera llamada la recibieron a las 14.53 horas.

El mayor inconveniente que se encontraron los miembros del dispositivo en esta intervención fueron las fuertes rachas de viento, que impedían que las llamas no se dispersasen por el entorno.

Fuentes de la Xunta indicaron que no había viviendas amenazadas por el fuego y que el negocio más cercano era un desguace que no corría peligro. Los bomberos se dirigieron a la empresa como uno de los puntos prioritarios, al ser "una zona sensible", y también al pueblo para comprobar que el incendio se encontraba a distancia.

El humo se dejó ver desde varios puntos de la ciudad, desde O Castrillón a Vioño. Los Bomberos calculan que emplearon alrededor de 15.000 litros de agua, que podrían ascender a "más de 100.000" con los vehículos de la Xunta y las descargas de los dos helicópteros y los dos aviones enviado desde Madrid. El momento que requirió una mayor movilización de esfuerzos fue a las 16.30 horas, cuando se formó "un frente muy largo, en el que soplaba el viento del mar en una zona con pocos accesos". Eso dificultó a los efectivos introducir las bombas, y les obligó a optar por un tendido extenso de mangueras.

En torno a las 21.00 horas, el fuego se dio por controlado, dejando tan solo un frente activo. Varios operarios de la Xunta quedaron entonces en la zona para realizar labores de liquidación, y para proceder a la refrigeración de las parcelas quemadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es