30 de mayo de 2020
30.05.2020
La Opinión de A Coruña

El Concello exige una solución a la deuda del Puerto pese al rechazo a la condonación

Los grupos de la Corporación apoyan la búsqueda de una salida para el problema de la Autoridad Portuaria, con 300 millones de números rojos

30.05.2020 | 02:11
Muelle de Calvo Sotelo, uno de los que perderá su uso portuario.

La negativa del presidente de Puertos del Estado a la condonación de la deuda que soporta la Autoridad Portuaria coruñesa por la construcción de la dársena de punta Langosteira no altera los planes del Gobierno local sobre esta cuestión. La alcaldesa, Inés Rey, manifestó que ayer que continúa respaldando la búsqueda de una solución financiera para el Puerto que evite la venta de los muelles que pierdan su actual uso y anunció que cuando la situación sanitaria se normalice retomará las negociaciones abiertas con el Ministerio de Transportes sobre esta cuestión.

El nuevo responsable de los puertos estatales, Francisco Toledo, se posicionó el jueves en contra de perdonar los 200 millones que el organismo portuario coruñés adeuda al que él preside al entender que supondría un precedente con relación a las deudas contraídas por otros puertos. A pesar de esta negativa, Toledo añadió que Puertos del Estado ayudará "en la medida de lo posible" para que no se produzca el "problema importante en el futuro de sostenibilidad" que vaticinó que podría tener el Puerto de A Coruña si no obtiene los recursos suficientes para abonar la deuda.

"La defensa de los intereses de la ciudad está por encima de estas cuestiones", declaró la alcaldesa sobre el hecho de que el Gobierno local y el central estén ocupados ahora por el PSOE, a lo que añadió que se siente "perfectamente legitimada para hacer esas reclamaciones con independencia de quién esté en el Gobierno en Madrid". Rey recordó que la Corporación municipal ha apoyado varias mociones que exigen una salida al problema financiero del Puerto, así como la puesta en marcha de infraestructuras pendientes desde hace años, de las que dijo que "se tienen que desbloquear de forma ágil y rápida ya".

"Serán defendidas por mí con independencia de lo que sucediera en Valencia o en otros puertos", señaló en relación con la condonación aprobada por el Gobierno para la deuda de la dársena valenciana, ya que aseguró que el Ejecutivo municipal está "preocupado" por la situación económica de la Autoridad Portuaria y por la conexión ferroviaria de punta Langosteira.

Tras la toma de posesión del Gobierno central, la alcaldesa anunció en enero que exigiría una reducción total o parcial de la deuda portuaria, para lo que solicitaría una reunión con el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, quien sin embargo no se pronunció sobre este asunto durante su presencia en la ciudad ese mismo mes.

El Gobierno local recibió ayer el apoyo a su postura de todos los grupos en su reclamación de una solución a la deuda portuaria, que alcanza los 300 millones, de los que 200 corresponden a un crédito suscrito con Puertos del Estado. "Se abre un camino para Valencia que no entendemos que no se aplique para esta ciudad", declaró el portavoz municipal del PP, Roberto Rodríguez, quien expresó su deseo de que se consiga una "solución que arroje el mismo resultado" que el obtenido en la ciudad levantina y de que se impulse la conexión ferroviaria de Langosteira.

Para Marea Atlántica existe una "falta de compromiso del Estado" sobre esta cuestión, según su portavoz en el Concello, María García, quien consideró que en la actual situación de necesidad de espacios públicos en las ciudades deberían liberarse los terrenos portuarios en desuso y que es "momento de avanzar en ese camino".

Francisco Jorquera defendió la condonación o "cualquier otra fórmula" que reduzca la deuda portuaria coruñesa, de la que dijo que "no puede ser una hipoteca para la ciudad", a lo que añadió su reclamación de que se depuren las responsabilidades de los gestores del Puerto por el sobrecoste experimentado por las obras de la dársena exterior.

La representante de Ciudadanos, Mónica Martínez, explicó que se opone a la condonación de la deuda de la Autoridad Portuaria porque debe tener autosuficiencia financiera, aunque matizó que defiende otra "alternativa" que obtenga una reducción. También rechazó la comparación con el caso de Valencia porque allí se perdonó la deuda del consorcio que gestiona los terrenos ocupados por la Copa del América, cuya situación jurídica es diferente a los de A Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es