31 de mayo de 2020
31.05.2020
La Opinión de A Coruña

La instalación de rampas mejorará la accesibilidad en las vías Castaños y Margaritas

La actuación, demandada por vecinos del Barrio de las Flores, se había incluido en los Orzamentos Participativos de 2017. El plazo de ejecución, tres meses

31.05.2020 | 00:52
Escalera de piedra de la calle Castaños, donde se actuará para mejorar la movilidad.

El Concello instalará rampas y pasarelas en las calles Castaños y Margaritas, en el Barrio de las Flores, para mejorar la accesibilidad. Se trata de una histórica demanda vecinal, una actuación que formaba parte de los Orzamentos Participativos de 2017, pero nunca llegó a materializarse.

El objetivo es colocar varias infraestructuras para salvar la altura que dista entre la acera y los portales, ya que ahora mismo ambos están conectados por una escalera de una piedra que se encuentra en malas condiciones. El plazo de ejecución de las obras es de tres meses y el presupuesto alcanza los 206.000 euros.

A pesar de que se intervendrá en la zona, se mantendrá la estética del barrio, donde destaca la pizarra y el uso de colores negro, blanco y gris. De esta forma, se creará un nuevo acceso desde la avenida Monelos hasta la calle Castaños y se procederá a la instalación de una pasarela al bloque de viviendas.

Este nuevo itinerario permitirá eliminar las escaleras y hacer más accesible la zona, sobre todo para aquellas personas con movilidad reducida y mayores. Actualmente, el acceso a los pisos de calle Margaritas no cumplen los requisitos de accesibilidad de la normativa vigente.

Los vecinos del Barrio de las Flores contarán, una vez se completen las obras, con una rampa de dos metros de ancho y cinco de largo que conectará la calle Castaños con la pasarela metálica de acceso a los edificios. Se colocará, además, barandilla para la seguridad de los peatones. La pasarela metálica se extenderá hasta el pasillo interior del inmueble, por donde accederán los vecinos a sus respectivas viviendas.

La alcaldesa, Inés Rey, y técnicos de Urbanismo se reunieron el pasado octubre con los vecinos de la zona, que denunciaron, una vez más, las dificultades a las que se enfrentan cada día para entrar a sus portales. Con un coste de 300.000 euros, las obras para mejorar la accesibilidad formaron parte de los Orzamentos Participativos de 2017, aunque los residentes llevaban casi una década exigiendo la colocación de rampas u otros elementos para evitar las escaleras y facilitar la movilidad. La actuación cuenta ahora con un presupuesto aproximado de 200.000 euros, aunque el Concello todavía no ha confirmado cuándo comenzarán las obras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es