07 de junio de 2020
07.06.2020
La Opinión de A Coruña

El convenio de la intermodal prevé coordinar las obras con la redacción de nuevos proyectos

Cuentas había reprobado a Adif, a la Xunta y al Concello por falta de sintonía en el plan a tres bandas. El ente llegó a señalar que los trabajos de las terminales de bus y tren no se podían solapar

07.06.2020 | 00:45
Viajeros en la estación de San Cristóbal, antes de la obligación de llevar mascarilla.

El borrador del convenio para la construcción de la intermodal de A Coruña incluye, entre los compromisos del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), la redacción de nuevos proyectos complementarios para poder coordinar las obras que se realicen para hacer realidad la estación. Este texto cuenta ya con el visto bueno de la Xunta y el Concello, pero no ha sido todavía aprobado para su firma por la entidad estatal.

El concejal de Movilidad, Juan Díaz Villoslada, explicó esta semana en el pleno, que el documento está a punto ya de cerrarse, por lo que espera que pronto las tres administraciones puedan rubricar el acuerdo en el que se recogen las responsabilidades que cada una de las partes asume en la construcción de esta infraestructura y que tiene una previsión estimada de unos 80 millones de euros de inversión. En un anexo se incorporará también el presupuesto de las actuaciones.

La falta de coordinación ha sido uno de los lastres del desarrollo de una infraestructura que implica a tres administraciones. Por ejemplo, la Xunta advirtió al Concello en marzo de que el espacio ocupado por la estación de buses que prevé construir es superior a lo reservado en la planificación urbanística cuando esta ya estaba avanzada desde hacía meses. También Fomento advirtió hace un mes "incompatibilidades" entre su plan, la remodelación de la estación de tren, y el de la Xunta. A final de 2019, llegó a señalar que la construcción de la terminal de buses tendría que esperar a sus obras, al "necesitar ocupar casi la totalidad de los terrenos disponibles".

Los tiempos de cada administración tampoco lograban coordinarse. Adif anunciaba en 2017 que iría por delante ante la falta de acuerdo de los Gobiernos local y gallego y llegó a publicar la licitación de las obras en el Diario Europeo pero sus plazos se han alargado recientemente entre críticas de la Xunta por la demora. El convenio trata ahora de poner orden, al menos en lo que a las obras se refiere: "Si fuera necesario, [Adif] redactará los proyectos asociados para posibilitar un solape coordinado en el tiempo con el resto de actuaciones que componen el área intermodal y que ejecutarán las otras administraciones firmantes del presente convenio", dice el texto. El Tribunal de Cuentas ya había afeado a las tres administraciones su falta de sintonía en este trabajo, cuando realizó un informe en el que fiscalizaba casi un centenar de contratos paralizados por Adif entre los años 2014 y 2017, entre ellos, el de la estación de San Cristóbal.

En este documento, Cuentas responsabilizaba a las tres administraciones implicadas por no actuar de forma coordinada durante las fases de los proyectos básico y constructivo de la infraestructura. Les afeaba que no hubiesen pactado un convenio para desbloquear esta situación.

El texto del convenio, que puede ser el definitivo si, finalmente, Adif lo acepta tal y como está, recupera la construcción de una pasarela para el tráfico rodado para conectar las avenidas de A Sardiñeira y de O Ferrocarril, tal y como había solicitado el Concello en varias ocasiones y como recogía el diseño del arquitecto gallego César Portela, y que se había descartado en propuestas anteriores.

No será en un primer momento, ya que la pasarela inicial se limitará a la movilidad a pie y en bicicleta, pero sí en un segundo estadio, ampliando la ya existente o ejecutando un nuevo paso elevado. El convenio recoge que Adif tenga previsto sacar a concurso antes que se acabe este año la redacción de la infraestructura, sobre las vías del tren, que favorezca la movilidad a pie y en bicicleta. La intermodal supondrá también la reorganización del entorno para dotarlo de nuevos servicios, para unir los barrios y también para construir edificios. Villoslada explicó en el pleno que se hará una reserva del 40% para viviendas de protección oficial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es