20 de junio de 2020
20.06.2020
La Opinión de A Coruña

La oficina municipal de rehabilitación se transformará para aplicar el plan 'Rexurbe'

Mantendrá sus funciones actuales y sumará las derivadas del plan de la Xunta de Galicia para renovar y comprar edificios en la Ciudad Vieja y en el eje del Orzán y la calle Panaderas

20.06.2020 | 00:38
Edificios en rehabilitación en la Ciudad Vieja.

La oficina municipal de rehabilitación tendrá que cambiar de nombre y también ampliar sus competencias para poner en marcha el proyecto del Área Rexurbe, impulsado por la Xunta y el Concello, y que tiene como objetivo, en esta convocatoria, actuar en la almendra central de la Ciudad Vieja y en el eje del Orzán y la calle Panaderas. Eso no significa que la oficina vayan a dejar de tramitar proyectos y ayudas en otras zonas, sino que la oficina se encargará, además de de los procedimientos habituales, también de los derivados del plan Rexurbe, según informaron ayer fuentes municipales, en virtud de un convenio que se firmará próximamente.

El Consello de la Xunta declaró ayer el Área Rexurbe de A Coruña, la primera de las grandes ciudades gallegas que se inscribe en este programa autonómico-en febrero, se declaró la del municipio de Mondoñedo-, pensado para la recuperación de zonas de valor patrimonial degradadas y que comporta la promesa de ayudas a la rehabilitación, la intervención de la Xunta en espacios públicos para su mejora y, paralelamente la compra de algún edificio o solar en ruinas dentro del perímetro para rehabilitarlos y venderlos a alquilarlos en régimen social.

El Concello solicitó que el Área Rexurbe agrupase a los dos ámbitos de actuación: la Ciudad Vieja y Pescadería-Orzán, según consta en la memoria entregada a la Xunta. Agrupa a "519 edificios, con un total de 2.188 viviendas, de los cuales 73 se encuentran en estado deficiente, malo o ruinoso".

La declaración del área es solo el primer paso de las actuaciones, ya que, a partir de aquí, el Concello tendrá que elaborar un plan de dinamización de esta zona, de modo que la inversión pública y privada en estos espacios no se centre solo en renovar los inmuebles existentes -o en que la Xunta adquiera algunos de ellos- sino en que estos barrios cuenten con un proyecto que les otorgue una nueva vida, tanto a nivel vecinal como económico.

En este documento tendrán que especificarse no solo las actuaciones que el Concello propone realizar, sino también su coste y cómo se financiarán y abre la puerta a que el dinero no proceda solo de las arcas públicas sino también de las privadas. Según como sea la redacción de este plan, la Xunta podría asumir intervenciones en el espacio público. Uno de los proyectos previstos por el Concello coruñés en la zona de influencia del plan Rexurbe es la reforma de San Andrés, otrora uno de los polos comerciales más importantes de la ciudad.

Este plan de dinamización tendrá que ser sometido a consultas antes de pasar por el Consello de la Xunta, que será el organismo encargado de darle su visto bueno. Cuando esta aprobación se produzca se podrán iniciar ya las actuaciones en este eje de Pescadería y Ciudad Vieja.

Compra de edificios

A través del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS), la Xunta prevé adquirir inmuebles en el área Rexurbe para rehabilitarlos. El presupuesto máximo con el que cuenta para este proyecto es de un millón de euros. Los propietarios interesados en que la Xunta compre sus viviendas pueden hacer sus ofertas hasta el 25 de agosto, a través del IGVS.

El Concello y la Xunta acordaron en octubre del año pasado que la Ciudad Vieja se incluyese en este programa de ayudas a la rehabilitación y a la dinamización de los barrios históricos que se encuentran en un proceso de degradación arquitectónica, urbanística o ambiental. Una de las condiciones que deben tener estos emplazamientos es tener la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

El Orzán, considerada por la Consellería de Infraestruturas como una "zona de actuación prioritaria" en 2018, fue incluido por la Xunta en el plan Rexurbe para la edición de 2019, pero la compra de inmuebles y las intervenciones urbanísticas que se fuesen a realizar en el barrio quedaron fuera de la primera fase, de modo que no se ejecutó ninguna intervención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es