21 de junio de 2020
21.06.2020
La Opinión de A Coruña

Un verano para aprender a convivir

West Galicia pone en marcha en el colegio de San Pedro de Visma un campamento pionero con niños con desarrollo típico y diversidad funcional

21.06.2020 | 00:46
Blanch y Alonso.

"Se trata de un modelo pionero en España y que llega para quedarse. Un proyecto muy bonito que servirá para cambiar las cosas". Así describe la presidenta de la Asociación West Galicia, Carmen Blach, el nuevo campamento de verano que tendrá lugar en el Colegio de Educación Infantil y Primaria San Pedro de Visma a partir del próximo lunes y hasta septiembre, y que incluirá actividades para niños con desarrollo típico y con diversidad funcional, abogando por la conciliación y la diversión inclusiva. "Era algo muy necesario para muchas familias de Galicia", comenta la presidenta, que añade que el objetivo principal es fomentar la convivencia entre niños y niñas de edades comprendidas entre los 3 y los 21 años y de todas las condiciones.

El Campamento Urban West da un paso más, y también se compromete a enseñar a los niños a convivir con la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, algo que han agradecido muchas de las familias involucradas. "Los padres y madres estaban muy preocupados por la amenaza del coronavirus, pero en el campamento vamos a tomar todas las medidas de seguridad posibles, y enseñaremos a los niños a protegerse", cuenta Blach.

Y es que además de los protocolos de higiene, de establecer horarios y carriles para las entradas a los campamentos diferenciados y de tomar la temperatura al personal y a los campistas diariamente, los monitores se encargarán de concienciar a los niños sobre la importancia de prevenir los contagios: "El Covid nos ha enseñado que tenemos que preparar a los niños para ser futuras personas de este mundo. A través de juegos aprenderán a lavarse las manos cada ocho minutos, y también a saber cuánto es un metro de distancia entre cada persona. Los niños que puedan usar mascarilla la usarán y se les enseñará a ponérsela, y también les mostraremos que el virus es un problema que afecta a todos".

Alcanzar la verdadera inclusión también es un objetivo que comprende al conjunto de la sociedad, y por eso Blach insiste en que esta solo puede hacerse realidad a través de proyectos como este, y no en campamentos de verano "que carecen de personal cualificado y que reservan un número muy reducido de plazas para niños con diversidad funcional". "Los niños tienen que estar juntos, y el ocio tiene que ser apto para todos. El primer día que anunciamos el campamento en redes se cubrieron el 50% de las plazas de la primera semana, y entre ellas había 15 familias de niños con desarrollo típico. Son padres que quieren que sus hijos aprendan a convivir con la realidad de la vida", asegura.

Además de por su filosofía, el éxito del Campamento Urban West radica en que es el personal el que se adapta a los niños, y no al revés. La terapeuta y responsable del equipo profesional de Neurosens que estará al cargo de los niños del campamento, Andrea Alonso, afirma que ahí se encuentra "la diferencia con respecto a los demás". "Nosotros no hemos prefijado un personal, sino que hemos abierto plazas para todos los niños, de forma que, una vez que veamos las características del grupo, podamos buscar a los profesionales que garanticen que todos puedan participar en las actividades de forma satisfactoria", comenta Alonso.

De esta manera, el campamento contará con terapeutas, logopedas, cuidadores, auxiliares de enfermería, psicólogos o especialistas en audición y lenguaje, así como de un servicio de madrugadores y de comedor que pretenden facilitar la conciliación familiar. "No queremos que ningún niño se quede atrás", señala Blach, que ya ha recibido llamadas de asociaciones y organismos oficiales de Castilla la Mancha, Andalucía y el País Vasco interesados en conocer el proyecto.

El abanico de actividades que se llevarán a cabo es muy amplio, y contará con colaboraciones coruñesas de primera, como el Club Básquet Coruña, que impartirá lecciones de baloncesto adaptado; la profesora Patricia Baños Carril, que dará clases de yoga; el adiestrador canino Octavio Villazala, que realizará un taller con perros? Tal y como afirma Alonso, todos los colaboradores "formarán una piña junto con los profesionales del campamento" para que los niños puedan participar en cualquier actividad: "Un niño con diversidad funcional puede hacerlo todo, solo hace falta darle las herramientas necesarias para ello".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es