30 de junio de 2020
30.06.2020
La Opinión de A Coruña

La música vuelve a las salas de la ciudad

Además del festival que se celebrará en julio en Palexco, las salas Mardi Gras y Garufa empiezan a programar conciertos, aunque todavía con dudas de cuál será la respuesta del público

30.06.2020 | 00:49
Tais San Vicente, del grupo Comar, y Santiago Segret, de Rababiero, en la presentación del festival.

El concierto de Los Secretos, este domingo a las 20.00 horas en Palexco, será la primera gran cita musical tras la pandemia. La actuación forma parte del festival O norte non para, organizado por Rababiero Promociones Artísticas. El objetivo del festival, además de entretener, es "demostrar que se pueden hacer cosas" en el sector cultural. Así, la música empieza a sonar en la ciudad. La Banda Municipal ya ha actuado en Santa Margarita y la Orquesta Sinfónica de Galicia dará su primer concierto tras el Covid-19 mañana en el Palacio de la Ópera. Además, la Programación Lírica ya ha anunciado su regreso para el 3 de septiembre.

Las salas pequeñas también empiezan a despertar. Mardi Gras y Garufa Club han anunciado conciertos a través de sus redes sociales, aunque todavía con dudas de lo que va a pasar. Este viernes, el Garufa estrena la nueva normalidad con la actuación de The Swinging Flamingos. Habrá dos pases, a las 21.00 y a las 23.00 horas. "El aforo es lo más complicado de gestionar", reconoce el gerente de la sala, Pepe Méndez.

El protocolo permite llenar el 66% del aforo de la sala, pero Méndez apunta que "no es aplicable por las medidas de distanciamiento", por lo que tendrá disponible apenas el 40% de la capacidad total de su local. "Esto hace que los conciertos sean infinanciables", lamenta.

De todos modos, la música sonará en el Garufa durante el próximo mes. "He hecho una programación para julio con bandas amigas que circulan habitualmente por la sala. He llegado a un acuerdo con estos músicos para, aunque sea bajo mínimos, empezar a arrancar", explica Pepe Méndez, que ha tenido que cancelar el festival Más que jazz por la situación. Está preparado para esta nueva etapa, pero el gerente del Garufa es consciente de que "las medidas no son definitivas". "Puedes empezar a programar y darte cuenta de que los protocolos no son correctos. También hay que tener en cuenta la respuesta del público", señala.

Es una cuestión que también le preocupa a Tomi Legido, encargado de la programación de Mardi Gras, sala que ya tiene citas cerradas pero que todavía está buscando "cómo adaptarse a las normativas que van saliendo". "En la documentación sobre las medidas se habla de mesas para controlar el aforo, pero nosotros no tenemos mesas. Veremos si se puede hacer una fórmula mixta, con gente en sillas y de pie", explica. Para determinar estas cuestiones, Legido participará mañana en una reunión de la Asociación Gallega de Salas. "Esperemos llegar a un criterio común", añade.

El primer concierto en Mardi Gras será el viernes 10 de julio, con la actuación de Igor Pascual, guitarrista de Loquillo. Hay más fechas cerradas para el próximo mes, pero el parón volverá en agosto. "Es imposible competir contra conciertos gratuitos como los que programa el Concello. Agosto casi lo damos por perdido", reconoce. El programador de Mardi Gras pone todas sus ilusiones "en septiembre". "Ahí sí que retomaremos la actividad y esperamos que como siempre, pero ya se verá", dice, mientras piensa en "cómo será la respuesta de la gente al tener que estar en los conciertos con mascarilla". Pronto saldrá de dudas.

El cartel del festival

En el cartel del festival de Palexco figuran Andrés Suárez (12 de julio), Moncho Borrajo (17 de julio), Noites de Retranca con Luis Zahera y Oswaldo Digón (25 de julio), Coque Malla (29 de julio). Alejo Stivel (30 de julio) y León Benavente (31 de julio). Las entradas para las cuatro primeras actuaciones, con precios de los 19 a los 31 euros, ya están a la venta en la página web de Ataquilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es