02 de julio de 2020
02.07.2020
La Opinión de A Coruña

El Ayuntamiento insta a nacionalizar la aluminera de San Cibrao

La alcaldesa ha leído al comienzo de la sesión plenaria una declaración institucional a favor de la defensa de los puestos de trabajo de Alu Ibérica A Coruña

02.07.2020 | 12:21
El Ayuntamiento insta a nacionalizar la aluminera de San Cibrao

El Ayuntamiento de A Coruña ha aprobado este jueves en sesión plenaria, con la abstención de los representantes del PP y del grupo Mixto, una moción de los diputados del BNG para instar al Gobierno central y a la Xunta a nacionalizar la fábrica aluminera de San Cibrao para "mantener los puestos de trabajo" que la multinacional estadounidense Alcoa quiere suprimir.

La moción urge también a facilitar una tarifa eléctrica propia de Galicia que beneficie a ese tipo de industrias y "permita a las familias beneficiarse de la riqueza energética de su país".

La iniciativa ha sido aprobada con los votos de los representantes del PSOE, Marea Atlántica y BNG, pero se han abstenido los del PP y la edil del grupo Mixto Mónica Martínez, que recientemente abandonó la formación Ciudadanos.

El texto insta a las administraciones autonómica y central a proceder a una "intervención de Alcoa para devolverla al ámbito público, nacionalizando la planta, para mantener así los puestos de trabajo que dependen de la misma y el futuro económico y social de toda la comarca de A Mariña".

Asimismo, aboga por poner en funcionamiento un estatuto del consumidor electrointensivo para rebajar las tarifas energéticas a factorías como la de San Cibrao o la de la empresa Alu Ibérica en A Coruña que contribuya a "mantener su actividad productiva sin pérdidas económicas".

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, ha leído al comienzo de la sesión plenaria una declaración institucional a favor de la defensa de los puestos de trabajo de Alu Ibérica A Coruña, que pertenecía a la multinacional Alcoa.

La reunión plenaria ha transcurrido con algunos momentos de tensión como la marcha temporal de los seis concejales de la Marea Atlántica –grupo con el que el PSOE pactó acuerdos de investidura-, que abandonaron la sala después de que la alcaldesa indicara varias veces al edil Xiao Varela que ya no tenía el turno de palabra.

Cuando regresaron a la sesión, Rey ha agradecido a los portavoces de todos los grupos la charla en la que acordaron rebajar la tensión y tratar de mantener la flexibilidad del debate, así como respetar el modo en que se ordena la sesión desde la presidencia.

Un pleno áspero

Los concejales de Marea Atlántica han abandonado el Pleno en el debate sobre la aprobación del punto sobre la aprobación definitiva de dos estudios de detalle para el crecimiento de la empresa Showa Denko Carbon Spain, en A Grela que, en principio, será aprobado con el apoyo de todos los grupos salvo Marea, que se abstendrá.

Los concejales se han ido después de que la alcaldesa, Inés Rey, advirtiese al concejal de Marea Atlántica Xiao Varela de que no estaba en posesión de la palabra y de que este siguiese hablando. En su intervención, la alcaldesa le avisó en tres ocasiones de que se había acabado su turno de palabra. "No le tome el pelo a esta presidencia. No es buena idea", de dijo Rey a Varela, que intentó contestar, cuando le advirtió de que no consentiría a nadie que "hablase por encima" de ella, pero a quien la alcaldesa no le permitió hacerlo. Fue entonces cuando el concejal anunció que abandonaría el Pleno. "Hágalo, está autorizado", le contesto la alcaldesa.



Tras Varela, se fueron los demás concejales de Marea.


Ha sido un Pleno especialmente áspero entre el edil de Marea Iago Martínez, que en una de sus intervenciones previas a la discusión calificó de Unión Temporal de Empresas a las concejalías de Cultura y Turismo, el portavoz municipal, José Manuel Lage, y la concejal del PP Rosa Gallego, que han respondido con vehemencia en varias ocasiones. Lage aconsejó a los concejales de la Marea que "bajasen del monte" y volviesen a un tono constructivo. En una intervención posterior, el edil de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, apuntó a que las declaraciones de Martínez en el Pleno podrían ser objeto de "injurias y calumnias".

Tras la charla de la regidora, durante el receso, con los portavoces de los grupos y con una llamada a " rebajar la tensión", al filo de la una del mediodía la sesión del Pleno se ha reanudado y los concejales de Marea ya ocupan de nuevo sus escaños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es