05 de julio de 2020
05.07.2020
La Opinión de A Coruña
ÚLTIMA HORA
Un avión con 191 pasajeros se estrella en India

Bens y Os Mallos tienen los alquileres más baratos y Linares Rivas y Fernando Macías, los más caros

El precio medio de arrendamiento oscila entre los 280 y los 819 euros mensuales, según los datos de la primera estadística oficial del Gobierno. El parque de pisos de alquiler roza las 17.000 unidades

05.07.2020 | 00:16
Bens y Os Mallos tienen los alquileres más baratos y Linares Rivas y Fernando Macías, los más caros

Los puntos de la ciudad donde menos se pide por el alquiler de una vivienda, entre 280 y 365 euros mensuales de media, son Bens, las Casas de Franco y Os Mallos junto al parque de Vioño y en el entorno de los Juzgados. Los más caros son Linares Rivas, con un precio medio de 819 euros y Fernando Macías y Juan Flórez, en torno a los 750. Los datos los recoge el Estado en la primera estadística oficial con la que pretende controlar el mercado inmobiliario de arrendamiento para poder poner límites a los precios, aunque no ha concretado cuándo llevará a cabo esta determinación

La estadística oficial del Estado de los precios de alquileres de vivienda, presentada al comienzo de esta semana, refleja que Bens, las calles de Os Mallos más próximas al parque de Vioño y las Casas de Franco en O Ventorrillo son las zonas más baratas de la ciudad, sobre 300 euros mensuales de media. En el polo contrario están las manzanas en torno a Linares Rivas, Fernando Macías y Juan Flórez a la altura del edificio Trébol, los puntos donde el alquiler es más caro, alrededor de los 800 euros.

Los datos oficiales permiten conocer a través de mapas que llegan hasta las secciones censales de cada municipio los precios de los arrendamientos de vivienda habitual colectiva o unifamiliar con el fin de vigilar la evolución del mercado inmobiliario y poner límites a las rentas que se piden para ocupar un piso en régimen de alquiler. La estadística se nutre para ello de las declaraciones de la renta de los contribuyentes, los datos del catastro, registros de la propiedad, los números del Instituto Nacional de Estadística (INE) y los portales inmobiliarios.

El mapa de A Coruña que ofrece este sistema de índices de referencia de precios de alquileres revela que las rentas más bajas están alejadas del núcleo urbano. Si un inquilino no puede gastar más de 300 euros en un piso alquilado ha de buscar entre las 46 viviendas que dispone el mercado en la zona censal más amplia del distrito 10, que es Bens y también alcanza Nostián y el polígono de La Artística. Allí se piden de media 280 euros al mes, con precios que oscilan entre los 250 y los 350 euros, a razón de 3,70 euros el metro cuadrado. En esa misma zona hay 27 viviendas unifamiliares que se pueden arrendar, si bien el precio se eleva a 389 euros.

La estadística sitúa en pisos de alquiler de calles como Diego Delicado, Baldayo y la avenida de Os Mallos, y de Monasterio de Sobrado y Antonio Pedreira Ríos en las Casas de Franco, en la ronda de Outeiro a la altura de O Ventorrillo, el precio de 350 euros mensuales. Os Mallos, un barrio obrero y de escasas promociones nuevas en los últimos años, presenta otras secciones censales donde es posible encontrar pisos por los que piden 360 y 365 euros mensuales, en concreto en calles próximas a la estación de San Cristóbal y a los Juzgados, áreas estas en las que es mayor el número de viviendas que sus propietarios arriendan, por encima del centenar.

No es nuevo que la avenida de Linares Rivas, con vistas a las aguas portuarias, edificios históricos y bloques con domicilios de gran superficie, ofrezca viviendas a precios al alcance de pocos bolsillos. Adquirir un piso o alquilarlo exige una cómoda disponibilidad económica. Hace dos años el portal inmobiliario El Idealista señalaba esta calle de la ciudad como la más cara de Galicia para comprar una vivienda. Allí y a su alrededor, los pisos de alquiler de Federico Tapia, Menéndez Pelayo y Marcial del Adalid son los caros de la ciudad. Sus dueños llegan a pedir cerca de 1.200 euros al mes; hay otros más asequibles por 550 euros y la media, según el sistema de índices de referencia presentado por el Gobierno central, roza los 820 euros.

La esquina de Fernando Macías con la avenida Finisterre y la zona de Juan Flórez en el cruce con la calle Sinfónica de Galicia ofrecen pisos de alquiler por 755 y 744 euros de media respectivamente. Y a los 700 euros mensuales llegan otras viviendas de zonas de alta oferta como el Paseo de los Puentes y Zalaeta, donde el metro cuadrado llega a los 10 euros. En estos puntos de la ciudad los propietarios solicitan más de 1.000 euros a los interesados.

La consulta por distritos al sistema estatal de control de alquileres permite comprobar que en A Coruña, donde el parque de viviendas de alquiler roza las 17.000 unidades (además de 200 viviendas unifamiliares), los distritos 4 (Sagrada Familia y Os Mallos) y 6 (Agra do Orzán) son los que presentan unos precios más bajos, poco más de 400 euros de media, frente a los 550 que se piden en los distritos 1 (Ciudad Vieja, Pescadería y Orzán), 3 (Ensanche y Cuatro Caminos) y 5 (Riazor, Labañou y Os Rosales). El distrito 7 (Os Castros, Elviña y O Castrillón) es el que más mercado de arrendamiento mueve, más de 3.300 unidades.

Intervención aplazada

La estadística oficial del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana sobre el precio de alquileres, que hasta ahora no existía, se ha elaborado a partir de datos de más de 11 millones de arrendamientos correspondientes a los ejercicios tributarios entre 2015 y 2018, por lo que los datos no están totalmente actualizados. Con este sistema el Gobierno anunció en dos ocasiones previas a la presentación de la semana pasada que pretende identificar los precios del mercado para controlar sus oscilaciones y posibilitar incluso que las administraciones intervengan en el propio mercado.

Esa intención parece haberse enfriado ahora y tras los meses de pandemia y estado de alarma, el Gobierno estatal aplaza sin fecha el establecimiento de límites a los precios de arrendamientos para estudiar cómo evoluciona el mercado en la vuelta progresiva a la normalidad y cómo se comporta la población ante las necesidades de vivienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es