07 de julio de 2020
07.07.2020
La Opinión de A Coruña

El Concello instala bancos de piedra para peatonalizar un carril en Los Cantones

Vecinos se quejan de que los bloques no les permiten usar su garaje, que el Ayuntamiento dice que es ilegal

07.07.2020 | 00:53
Garaje de la Marina con los bloques de piedra delante.

El Concello inició ayer los trabajos de una actuación urbanística con la que consolidará como peatonal el carril que durante el estado de alarma habilitó para los viandantes en Los Cantones para ampliar las distancias de seguridad en sus desplazamientos. Los obreros sustituirán durante tres días el vallado instalado entre Juana de Vega y la Marina por 125 bancos de piedra que se colocarán a lo largo de la vía con bordes de granito y elementos de ornamentación y además colocarán señales verticales en la calzada para advertir a los conductores de la prohibición de circular por ese nuevo carril para peatones.

La instalación de los primeros bloques de piedra sorprendió ayer a los usuarios de un garaje ubicado entre el teatro Colón y el Obelisco, el único que hay, al que se accede por una pequeña rampa metálica junto al bordillo. Según el vecino de una vivienda situada encima del garaje, el Ayuntamiento no avisó de la colocación de los bancos a ninguna de las cuatro familias que aparcan en su interior, por lo que a lo largo del día quien quiso entrar o salir con su vehículo no pudo hacerlo, ya que los bloques obstaculizan el paso a la calzada.

El Concello, consultado por este periódico, alega que este garaje nunca ha tenido licencia ni vado, de modo que no está permitido estacionar dentro a pesar de que sus usuarios lo han hecho desde hace décadas. Según fuentes municipales, la Policía Local, requerida por un vecino, señaló al afectado que la puerta del lugar utilizado como garaje no tiene licencia reglamentaria. "Desde la década de los noventa hemos aparcado sin ningún problema. Pedimos al Concello la renovación del vado cuando perdimos una parte que se despegó de la puerta, eso fue hace muchos años y nunca nos ha respondido. Y ahora ponen una barrera sin avisar", cuenta este vecino.

De acuerdo con las fuentes municipales, los servicios urbanísticos no tienen constancia de esa solicitud y ante esta situación el Concello tendrá que conseguir de alguna manera que los coches que ocupan el garaje puedan salir de donde están y a partir de ahora dejen de estar ahí estacionados.

"No estamos en contra de la peatonalización de la zona, nos parece bien, pero confiábamos en que a quienes tenemos plaza de garaje nos dejasen acceder, como pasa con los coches que entran en la Ciudad Vieja para aparcar en sus garajes", dice otro vecino afectado.

El Ayuntamiento ha decidido retirar los elementos móviles de separación de los carriles habilitados en el estado de alarma para "garantizar una mayor seguridad a los peatones que transiten por la vía", explica. La transformación de la zona limitará la superficie por la que circulan los coches en sentido salida de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es