27 de julio de 2020
27.07.2020
La Opinión de A Coruña

Las guarderías municipales alertan de que son "inviables" con su actual financiación

Las directoras de los nueve centros reclaman una regularización económica para adaptarse a las exigencias de más personal y recursos que exigirá el protocolo sobre el Covid-19

27.07.2020 | 00:37
Las guarderías municipales alertan de que son "inviables" con su actual financiación

Las escuelas infantiles municipales precisan de un reequilibrio económico que garantice su continuidad, afirman las directoras de los nueve centros, que mantienen conversaciones con el Gobierno local para alcanzar este objetivo, ya que consideran que con la actual financiación son "inviables".

Beatriz Ferreira, responsable del centro A Caracola, de Novo Mesoiro, destaca que la situación es aun más preocupante ahora ante las exigencias que impondrá la administración autonómica a los centros educativos para el próximo curso para cumplir el protocolo sobre el Covid-19. "Si no queremos que los niños se mezclen, hay que hacer ajustes de personal y fondos que son inviables", advierte.

Para las escuelas infantiles es necesario un aumento de los recursos municipales que reciben por cada alumno que tenga en cuenta además aspectos como el incremento del IPC o de los salarios del personal, ya que esta última medida va a producirse dos veces antes de que termine el año.

Las directoras ponen de relieve además que este tipo de centros cuentan con un número de trabajadoras elevado que debe tenerse en cuenta a la hora de establecer su presupuesto con el fin de poder mejorar su labor pedagógica. Las responsables de las escuelas prevén asistir al pleno municipal que aprobará esta semana su nuevo reglamento, al que habían presentado alegaciones. Gobierno local y Marea Atlántica anunciaron que habían alcanzado un acuerdo sobre esa normativa en el que incorporaron algunas de las propuestas de las directoras, pero estas todavía no recibieron la respuesta a sus alegaciones, por lo que desconocen cuáles de ellas fueron aceptadas. Beatriz Ferreira señala sobre esas iniciativas que fueron elaboradas en común por las nueve directoras y con un acuerdo unánime entre ellas.

A pesar de que se rechazaron varias de sus propuestas, Ferreira estima que el nuevo reglamento supondrá un avance con relación al actual porque está desfasado en algunos aspectos y porque se ha modificado atendiendo a criterios pedagógicos y educativos.

El acuerdo entre PSOE y Marea sobre el reglamento rechaza las alegaciones de las directoras, el PP y el BNG que pedían una reducción de las ratios de alumnos por aula. La razón de esta negativa es la necesidad de un estudio económico previo, ya que la gratuidad que se aplicará en estas escuelas desde el próximo curso ya supone un aumento de la partida municipal para estos centros. También se indica que la Xunta no redujo las ratios escolares ni siquiera tras la pandemia y que esa medida obligaría además a modificar los contratos de gestión de las escuelas por el aumento de gasto que supondría, a lo que hay que unir que podría implicar la reducción del número de usuarios, ya que muchos de los centros tienen todas sus plazas ocupadas. Ferreira explica que las directoras intentaban con esta alegación que se reflexionase sobre lo que consideran una necesidad en las escuelas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es