05 de agosto de 2020
05.08.2020
La Opinión de A Coruña

El Concello remodelará el paseo, entre la Torre y las Esclavas, para dar más espacio a los peatones

Prevé concluir los estudios técnicos previos, ya contratados, a final de año - La obra se hará en tres fases - El proyecto organizará a viandantes, ciclistas y corredores, y se crearán zonas de estancia para contemplar el mar

05.08.2020 | 00:23

El Concello remodelará el paseo marítimo, entre Adormideras y las Esclavas, para "organizar" por donde tienen que ir peatones, ciclistas, corredores y coches. El concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, avanza que el proyecto se dividirá en tres fases y espera tener finalizados los estudios técnicos previos, ya contratados, "antes de que acabe el año".

Con esta actuación, el Ayuntamiento pretende "priorizar el uso peatonal, facilitar la continuidad del carril corredor y poner la bicicleta en su sitio". Para ello, los trabajos se dividirán en tres tramos: de Adormideras al Aquarium, del Aquarium a la fuente de los Surfistas y de ahí, a las Esclavas. "Después de todas las medidas provisionales por el Covid-19, de ir cogiendo carriles al tráfico, buscamos un proceso general de revitalización del resto del paseo marítimo", explica el edil.

El área de Urbanismo se centra ahora en los "estudios técnicos preliminares" para definir los trabajos que hay que llevar a cabo. Villoslada señala que la zona "donde hay la mayor complicación de convivencia entre peatones, bicicletas, patinetes y corredores" es la que se encuentra entre la Casa de los Peces y el Matadero. "Queremos corregir eso pronto. Definirlo bien", añade.

El concejal de Urbanismo señala, además, que "hay que tener cuidado, sobre todo, en la fachada de la Torre de Hércules". Se tendrá en cuenta también el tráfico en los tres tramos, por lo que se han solicitado ya los estudios de la circulación de vehículos en estos puntos. "Hay que analizar los impactos en el tráfico que tendría cada actuación. Sobre todo en calles como Modesta Goicouría o Rubine", detalla.

La jerarquía de los usos del paseo marítimo no es la única línea de este proyecto, que contempla también la creación de pequeños espacios a lo largo de los tramos. Díaz Villoslada apunta que se quiere "aprovechar" la actuación para "mejorar e introducir en la nueva remodelación más espacios de estancia, incluso de contemplación del mar y de la Torre de Hércules". Estarían dedicados tanto a jóvenes como a mayores, para su descanso, pues el Concello no quiere que este proyecto se centre solo "en corredores y ciclistas". "Esto es más importante. No es solo pavimentar mejor, sino que es para un mejor disfrute del borde litoral", resume.

La idea del Ayuntamiento es "ganarle más terreno al coche" para hacer carriles ciclables o peatonalizables. "Los carriles que le hemos cogido al coche durante la pandemia, se van a quedar así", informa el concejal de Urbanismo, que todavía no fija un presupuesto para esta obra, pues todavía está pendiente de los estudios técnicos.

El proyecto de Pelamios

El Concello cuenta con otro proyecto, encargado por el Gobierno local anterior y que se encuentra en fase de licitación, para reformar el paseo entre Adormideras y el castillo de San Antón. Juan Díaz Villoslada explica que la remodelación desde la Torre hasta Esclavas no tiene por qué seguir la estética de estos trabajos. "La zona de Pelamios es más dura y queremos convertirla en zona verde. Pero los otros tramos son diferentes, en un borde litoral más estrecho y con más impacto urbano, por lo que es más complicado convertirlos en parque", apunta.

El plan de Pelamios, firmado por Vázquez Calatayud Arquitectos en mayo de 2019, incluye la mejora de las conexiones con el interior de la ciudad como abrir el cementerio al mar. Todo el recorrido incluye árboles de gran porte. El proyecto amplía los espacios públicos y coloca rampas accesibles. La obra también se divide en tres tramos. El primero se centra en el entorno de A Maestranza y prevé peatonalizar la calzada actual en la salida de la Hípica al paseo, además de facilitar la conexión a pie por todos los jardines. El siguiente tramo es el de la escuela Pablo Picasso, con dos hileras de grandes árboles y una redefinición de rasantes para evitar la subida hacia la antigua Comandancia de Obras. Delante de la Sociedad Hípica, el aparcamiento para coches en línea se convertiría en batería, para ofrecer más plazas. Esto permitiría retirar el espacio para aparcar próximo a la escuela para convertirlo en zona de esparcimiento. Hacia la Torre, antes del cementerio, el proyecto idea una plataforma un metro por debajo del paseo para acercar a los vecinos al mar y poder acceder a las rocas. Idea también, antes de la calle Rafael Baixeiras, un parque de juegos infantil, una pista de deportes y un kiosko-terraza. Otra plaza arbolada se instalaría entre San Pedro y San Amaro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es