El concurso público convocado por la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade para seleccionar a las empresas que se encargarán de realizar las nuevas rutas de autobús tras el fin de las concesiones históricas ya tiene ganadores. En el área metropolitana de A Coruña, la zona oeste (desde la ciudad hasta las comarcas de Bergantiños y de Fisterra) la ha logrado Arriva y la parte este (Oleiros, Culleredo, Cambre y Sada) es para la alianza conformada por los grupos Alsa y Monbus. Ahora se abre un plazo de quince días para que las empresas presenten recursos especiales en materia de contratación si no están de acuerdo con el resultado, lo que podría cambiar las firmas seleccionadas.

El director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, firmó el pasado viernes las resoluciones de las adjudicaciones de las 20 primeras concesiones. Entre ellas se incluyen las dos que afectan la comarca coruñesa. Las empresas ganadoras deben presentar un listado con la relación de vehículos adscritos a los servicios y el personas que deberá ser subrogado. El plazo de las concesiones es de diez años.

Para el contrato de la zona este, que es el que tiene más viajeros, la mejor oferta la presentó la unión temporal de empresas XG-881 Leste da Comarca da Coruña, que está compuesta por cinco compañías del grupo Alsa y tres de Monbus. Se trata de Transportes Adaptados Regionales, Interurbana de Autobuses, Compostelana, Autocares Castilla y León, Nex Continental Holdings, Rías Altas, Empresa Luber y Eleuterio López y Cía (las cinco primeras están vinculadas a Alsa y en las tres últimas su administrador es el propietario de Monbus).

La otra concesión que afecta al área coruñesa y a Bergantiños es la de la zona oeste (de A Coruña a Fisterra). En este caso la mejora oferta la realizó Autos Carballo, que pertenece a Arriva, que en la actualidad ya realiza esta ruta. En este caso particular, la primera y la segunda oferta quedarían a escasísima puntuación. La diferencia es de 0,09. Arriva ya pidió la revisión de sus puntuaciones y la UTE de Alsa y Monbus solicitó la exclusión de la primera al entender que infringió las bases del concurso público. La mesa de contratación del Ejecutivo autonómico acordó la pasada semana rechazar ambas peticiones porque entiende "que no existen motivos" para estimarlas, "sin perjuicio de que puedan reiterarse esos mismos argumentos con ocasión de una eventual impugnación del acuerdo de adjudicación que se dicte".

En este lote de la zona oeste, Arriva obtuvo una nota de 79,74 y la alianza de los grupos Alsa y Monbus, un 79,65. Estos últimos se presentaron con la unión temporal de empresas denominada XG-848 Norte das Comarcas de Fisterra, Bergantiños e A Coruña, que está compuesta por Interurbana de Autobuses, Transportes Adaptados Regionales, Compostelana, Nex Continental Holdings, Autocares Castilla y León, Autos Cal Pita, Empresa Monforte, Empresa Luber, Eleuterio López y Cía y Rías Altas (las seis primeras son de Alsa y las restantes de Monbus).

En el contrato de la zona este, en segunda posición, pero con menor puntuación, quedó la Agrupación Interbús-Xerpa, en la que figura la empresa Xerpa Mobility, cuyo vicepresidente es José Antonio Prada, que es presidente de la Compañía de Tranvías de La Coruña, que posee la concesión de los autobuses urbanos de la ciudad. En Xerpa Mobility también figura como consejero su hijo, Ignacio Prada.

Mejoras en las rutas de bus

El nuevo mapa de rutas de la Xunta mejorará considerablemente las conexiones existentes. Las principales novedades son la puesta en marcha de un autobús circular que recorrerá ambas orillas de la ría de O Burgo y otro que enlazará Cambre y Arteixo a través del campus universitario de Elviña.

Los vecinos de Vilaboa también dispondrán de un bus para ir hacia el Hospital de A Coruña y habrá una línea de Sada a Alvedro.

La previsión de la Xunta cuando convocó el concurso es que estos servicios estuviesen adjudicados este "verano" y que en "septiembre de este año" ya pudiesen estar en funcionamiento.