07 de septiembre de 2020
07.09.2020
La Opinión de A Coruña

El Concello prevé aprobar en octubre la norma para limpiar pintadas en fachadas privadas

Medio Ambiente propondrá en Pleno modificar la ordenanza de limpieza viaria, con lo que se reinicia el cambio de enero de 2019 - Los vándalos identificados se harán cargo del coste

07.09.2020 | 02:19
Una de las zonas de la ciudad afectadas por las pintadas.

Pocas paredes de la ciudad se salvan de la firma, frase o iniciales románticas de los gamberros. Las pintadas se extienden por verjas, escaparates y columnas, y no entienden de títulos de propiedad ni de edificios protegidos. A grafitis indiscriminados, entiende ahora el Concello, saneamiento indiscriminado, sea o no de dominio municipal. Lo propone en la modificación de la ordenanza de gestión de residuos y limpieza viaria aprobada en Junta de Gobierno Local el pasado miércoles, donde planteó que el Ayuntamiento pueda intervenir sobre las fachadas privadas que linden con espacios de uso público.

La modificación, que se llevará a Pleno en octubre, pretende regular y dar más seguridad jurídica a una potestad que el Concello ya dice poseer: "La limpieza de pintadas sobre cualquier elemento integrante de la ciudad". Hasta ahora la administración se ha centrado en las que afectan "a los edificios de titularidad pública", según reconoce el documento, pero los grafitis "suponen un serio problema que no tiene medida y que es muy difícil de atajar". El Ayuntamiento plantea por ello actuar también sobre muros, paredes de edificios, fachadas, estatuas y monumentos privados, siempre y cuando "linden con espacios públicos". La actuación se realizaría a cargo del nuevo contrato de limpieza viaria firmado con UTE A Coruña Limpeza, que comenzará a funcionar el próximo 1 de octubre e incluye en su pliego la eliminación de pintadas, aunque podría precisar de una partida en el presupuesto de Medio Ambiente, como explica su edil Esther Fontán.

Cuando las actuaciones se realicen en edificios de interés patrimonial, precisen de "un especialista" o la empresa "no pueda cubrirlo con sus medios", la retirada del pintada la financiará la concejalía. "Eso significa que en el presupuesto de Medio Ambiente hay que hacer constar que queremos esa partida preparada", afirma Fontán, que indica que actuarán "en función de la importancia visual" de las pintadas y que los propietarios "podrán solicitar por registro" la limpieza de sus edificios para "ver si podemos darle cabida a través del plan". En el expediente, la administración defiende que no "existe impedimento legal" para la limpieza de esos elementos privados, y que su degradación "tiene implicaciones para el interés público desde el punto de vista social y turístico". Estos perjuicios ya motivaron en el pasado otras actuaciones, como las ayudas aprobadas por el anterior gobierno de Marea para eliminar pintadas en fachadas privadas y actuar de forma directa en edificios protegidos y del casco histórico.

El anterior Ejecutivo también puso a trabajar a profesionales de la empresa Orión Analistas -peritos calígrafos, criminalistas y analistas de inteligencia- para identificar a los autores e imponerles sanciones o trabajos comunitarios. Para la Concejalía de Medio Ambiente la identificación continúa siendo una meta, y advierte de que tramitará "el correspondiente procedimiento sancionador" al infractor, al que "exigirá el resarcimiento de los costes de la limpieza".

En la práctica, sin embargo, "es muy difícil identificar a los responsables de dichas pintadas, y muchísimo más complicado evitar que se produzcan". La modificación pretende agilizar su eliminación a ese respecto, y ofrecer una alternativa a la orden de ejecución de limpieza que la Administración podría enviar a los propietarios, con posibles ejecuciones subsidiarias o multas coercitivas, y que de todos modos no descarta "cuando así se considere necesario". También cuando corresponda el titular deberá dar autorización al Concello, y eximirlo de responsabilidad "por los resultados o posibles daños derivados de la limpieza". Se trata de una estrategia que ya han puesto en marcha otras ciudades, como Zaragoza, Gijón, Burgos o Madrid, en la que la edil de Medio Ambiente, Esther Fontán, anunció este julio que se fijaría para perfilar su lucha contra los grafitis.

La concejala también apuntó este verano que la erradicación de las pintadas pasaría por el uso de las cámaras de seguridad de la vía urbana y la presencia de la Policía local. Del mismo modo, el Ejecutivo apuesta por dar continuidad a la iniciativa promovida por Marea Atlántica, con la que se ceden espacios para que los creadores puedan realizar murales de forma autorizada.

"Reiniciar" el proceso

Esta modificación de la ordenanza de limpieza viaria implica "reiniciar el proceso" emprendido por Marea, que en enero de 2019 aprobó inicialmente un cambio "destinado a regular la limpieza de las fachadas como subvenciones en especie". El partido no resolvió las alegaciones, y el Concello archiva ahora el trámite para tratar de dar luz verde a un texto "más concreto". Según la edil de Medio Ambiente, el interventor recomendó "aclarar conceptos" de la redacción original, perfilando "la competencia del Ayuntamiento" y los posibles daños provocados por la limpieza, de modo que se exima al Concello de la responsabilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

esquelasfunerarias.es