03 de octubre de 2020
03.10.2020
La Opinión de A Coruña

"Todos somos Lolo Villaverde"

El dueño del pub 'Área Crítica' pone fin a su huelga de hambre, pero sigue reuniendo firmas para apoyar al ocio nocturno de la ciudad

03.10.2020 | 00:57
Hosteleros y vecinos se concentran frente al Área Crítica, ayer.

Hosteleros y vecinos del Orzán se enfrentan al viento y a la lluvia para concentrarse frente al Área Crítica y reclamar ayudas para el sector del ocio nocturno. El dueño del 'pub', que abrirá como cafetería, acaba su huelga de hambre pero mantiene su lucha por el resto de compañeros que no podrán abrir sus locales por la pandemia

Hosteleros y vecinos desplegaron ayer una pancarta en la que se veía, en rojo pasión, un corazón que dividía las palabras hostelería y cultura. Una nueva manifestación -siempre con distancia de seguridad- para exigir la reapertura del ocio nocturno, uno de los sectores más castigados por la pandemia. Los implicados se citaron frente al Área Crítica donde su dueño, Lolo Villaverde, ha dormido desde el pasado viernes, cuando inició la huelga de hambre. "Ahora ya he comido porque hemos conseguido que nos dejen abrir como cafetería pero sin perder nuestra licencia", explica, todavía rodeado de sacos de dormir y otros enseres que están esparcidos por su local.

Lo único que pedía era trabajar, volver a abrir el Área Crítica, al que dio vida hace ya 35 años. Lo ha conseguido. "Toca reinventarse. Abriremos como cafetería y será como volver a los inicios", relata, consciente de que todavía quedan "tiempos difíciles".

No obstante, le entusiasma poder ponerse detrás de la barra y volver a ver la cara de muchos de sus clientes. "Los vecinos han venido estos días hasta aquí a darme su apoyo", señala. También los hosteleros de la zona se han unido a sus protestas.

Ayer mismo se reunieron en la calle Orzán. "Todos somos Lolo", gritaban. Ni el viento ni la lluvia asustaron a estos trabajadores que piden "un poco de normalidad". Lolo Villaverde ha alcanzado su objetivo, pero hay otros compañeros que todavía están luchando por volver a su rutina. "Voy a seguir con la recogida de firmas porque esto no acaba aquí. Todavía hay muchos compañeros del ocio nocturno que están cerrados", analiza.

Y es que el Concello ha autorizado a los negocios de hostelería con licencia tipo II, es decir, pubs, a realizar la misma actividad que los locales con licencia tipo I, que corresponde a cafeterías, restaurantes y bares. Sin embargo, los propietarios de establecimientos de tipo III y IV, habilitados legalmente para ofrecer música en vivo y espectáculos, no entran en esta normativa temporal, por lo que continuarán con la verja cerrada.

Así, la huelga de hambre del dueño del Área Crítica -no es la primera de su vida, aunque evita mirar al pasado- finaliza aquí, pero no su lucha. "Vamos a seguir apoyándonos entre todos", declara. Un compañerismo que marcó la concentración de ayer. Quien no pudo estar, firmó la petición de Lolo Villaverde por internet y hubo quien aprovechó su paso en coche por la zona para pitar con el claxon. Toda ayuda es bien recibida.

Ascega pide medidas urgentes

La Asociación de Emprendedores de Galicia (Ascega) exige a las administraciones públicas la adopción de "medidas urgentes de apoyo al sector hostelero ante su dramática situación", según recoge en un comunicado. Ascega reclama ayudas directas de 30 millones de euros para los empresarios de la ciudad "para evitar que en poco tiempo se registre una tasa de hasta el 26% de paro y que desaparezcan la mitad de los negocios". Con esa inversión, los emprendedores podrían "pagar alquileres, proveedores y servicios para producir un efecto multiplicador en la economía local y mantener los puestos de trabajo". El presidente de la asociación, Alfonso Salazar, señala que la "situación es dramática y no hay respuestas por parte de la Administración".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es