07 de octubre de 2020
07.10.2020
La Opinión de A Coruña

Las escuelas infantiles municipales reclaman mayor compensación por pérdidas por el Covid

Piden indemnización por el periodo del 21 al 31 de julio, en el que el Concello suspendió los contratos

07.10.2020 | 00:51
Padres y niños en la escuela infantil de Monte Alto en una actividad en 2017.

Las escuelas infantiles municipales han solicitado al Concello una mayor compensación por la pérdida de ingresos ocasionada por la pandemia del coronavirus. La administración municipal mantuvo activos los contratos desde el inicio del estado de alarma a mediados de marzo hasta el pasado 20 de julio, cuando dejaron de aplicarse las medidas extraordinarias derivadas de la declaración por decreto de dicho estado, pero las empresas concesionarias reclaman un ajuste económico correspondiente al periodo de once días entre el 21 y el 31 de julio, en el que quedaron suspendidos por el Gobierno local de acuerdo a la normativa contractual, hasta que se reanudaron el 1 de agosto.

El Ayuntamiento, según fuentes municipales, trabaja en la resolución administrativa de esta reclamación de los centros de la red municipal, recogida en un escrito colectivo registrado el pasado 24 de agosto en el que solicitan una indemnización por la suspensión de los contratos en ese periodo de finales de julio.

Esa paralización temporal de los contratos de gestión también ha sido objeto de un recurso de reposición presentado por una de las escuelas infantiles, Arela, contra el acuerdo de la Junta de Gobierno Local del pasado 29 de julio -al final de ese periodo- por el que se produjo la suspensión contractual. La Junta de Gobierno de mañana desestimará el recurso del centro que solicita la anulación del acuerdo y el cumplimiento de las contraprestaciones íntegras del contrato.

Otra escuela, la del Agra do Orzán, interpuso un recurso contra el mismo acuerdo en el que pidió su anulación de pleno derecho y el abono a la concesionaria de los daños y perjuicios sufridos en dicho periodo al interpretar que la suspensión acordada el 29 de julio carece de motivación real. Este recurso también ha sido desestimado por el área de Educación.

El Gobierno municipal no suspendió otros años a finales de julio -cuando ya han finalizado las clases- los contratos con las empresas que gestionan las escuelas municipales y en ese periodo asumió los gastos corrientes que recoge la contratación. Este año sí ha paralizado los contratos tras dejarse de aplicar las medidas del estado de alarma prorrogado hasta el 20 de julio. Hasta esa fecha el Concello mantuvo sus obligaciones contractuales con las concesionarias, que en cambio dejaron de percibir las aportaciones mensuales correspondientes a las familias de los alumnos matriculados.

Desinfección del Concello

Otro aspecto que también estudia el Concello en la actualidad es una modificación en los contratos de las escuelas infantiles para que sea la administración local la que a partir de noviembre asuma los gastos de desinfección y limpieza especial para evitar contagios de coronavirus que desde que comenzó el curso es responsabilidad de los centros. Según las empresas, tanto el concejal de Educación, Jesús Celemín, como la alcaldesa, Inés Rey, se comprometieron a asignar inversión para llevar a cabo estas medidas de protección y seguridad señaladas por los protocolos sanitarios contra el Covid. El Concello solo ha realizado limpiezas puntuales antes del inicio del curso y es responsable de hacerlas si se produce un caso de coronavirus.

Una escuela consultada por este diario apunta que la Xunta envió paquetes con material de protección al centro, como mascarillas y pantallas, sin que este lo hubiera solicitado, y que debían abonar a la administración gallega en caso de que se quedaran con su contenido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es