10 de octubre de 2020
10.10.2020
La Opinión de A Coruña

La Audiencia juzga por asesinato al acusado del crimen de la Estrella

La Fiscalía pide 25 años para el hombre que, según la investigación, cortó la carótida de su pareja cuando esta se encontraba en la cama

10.10.2020 | 01:00
Policías vigilan la zona mientras operarios del tanatorio trasladan el cadáver de la víctima.

La Audiencia Provincial inicia el martes el juicio contra el acusado del crimen de la Estrella. La Fiscalía pide 25 años de cárcel para el acusado de degollar a su mujer en la vivienda que ambos compartían en esta céntrica calle. Se le atribuye un delito de asesinato con los agravantes de parentesco y género.

Los hechos ocurrieron el 18 de julio de 2018 cuando, según sostiene el Ministerio Público, el hombre decidió acabar con la vida de su pareja, "menospreciando su condición de mujer y para librarse de ella por estar agobiado por las atenciones que le tenía que prestar", ya que estaba enferma.

Explica la fiscal que el acusado cubrió la cama que usaban con bolsas de plástico y le cortó la carótida con un cuchillo muy afilado, "aprovechando que estaba acostada, de forma sorpresiva y repentina". Utilizó un cuchillo tipo japonés de 30 centímetros de largo para herirla. La víctima, indica la acusación pública, "no tuvo posibilidad de reacción" y falleció por el corte.

Una semana antes del presunto asesinato, la mujer intentó suicidarse. Se remitió por el servicio de urgencias al de psiquiatría para su valoración. Se le aconsejó, cuenta Fiscalía, su ingreso hospitalario, pero el acusado lo rechazó y se comprometió "a su vigilancia y a iniciar el tratamiento a nivel ambulatorio con supervisión estrecha y permanente por su parte en el domicilio familiar". Solo siete días después, indica el Ministerio Público, decidió acabar con su vida.

El ataque se realizó a las tres de la tarde y fue casi a las siete cuando el hombre llamó al 112 relatando que acababa de matar a su mujer cortándole "la yugular" . Antes de degollarla, informa el escrito de Fiscalía, el acusado ya había devuelto las llaves del domicilio familiar y manifestado a varias personas que la mujer, con la que se había casado en 2014, había fallecido.

La víctima tenía tres hijos mayores de edad con los que no convivían. La fiscal pide, además de los 25 años de cárcel para el acusado, una indemnización para cada hijo, en concepto de daño moral y perjuicios, de 30.000 euros.

El acusado fue detenido el 18 de julio de 2018 en el domicilio familiar y se acordó por auto de fecha 20 de julio de 2018 prisión provisional para él. La defensa sostiene que se trata de un caso de suicidio asistido y alega que los hechos constituyen "cooperación activa al suicidio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es