13 de octubre de 2020
13.10.2020
La Opinión de A Coruña

Vecinos y comerciantes de Juan Flórez se oponen al carril bus "por ruido y falta de aparcamiento"

Advierten de que la calle, entre los números 79 y 95, "es muy estrecha" y los edificios "muy antiguos"

13.10.2020 | 00:42
Último tramo de Juan Flórez.

Vecinos y comerciantes del último tramo de Juan Flórez, entre los números 79 y 95, se oponen al carril bus que el Concello proyecta en la zona. El plan es que el transporte público circule desde Federico Tapia a la plaza de Pontevedra en el sentido contrario al resto de los vehículos, para lo que necesita este sector, que quedará limitado en exclusiva al paso de los autobuses y también perderá las plazas de aparcamiento con que cuenta en la actualidad. "Esta calle es un tubo, muy estrecha. Esto solo va a provocar muchas complicaciones", señala Valentina, vecina de la zona desde hace 30 años.

Les preocupa el "ruido" del paso de las líneas 4, 11, 21, 22, 24 y Universitaria, sobre todo porque en la vía hay "edificios muy antiguos". Fuentes municipales señalan, no obstante, que se están realizando todos los análisis técnicos necesarios para llevar a cabo esta actuación con todas las garantías.

Los vecinos están "indignados" porque, aseguran, la implantación del carril bus "no se consensuó" con ellos. Tampoco los comerciantes ven que la iniciativa sea positiva. "Opino que nos perjudica. Esto va a eliminar las plazas de aparcamiento así que habrá clientes que no vengan a la zona porque normalmente lo hacen en coche", expone Juan Carlos, que trabaja en una peluquería de esta calle. Indica, además, que esto se une a la peatonalización provisional de la calle Pardo Bazán. "No quedan sitios para aparcar", critica.

Los comerciantes opinan que lo que tendría que hacer el Concello es "renovar la calle, las aceras y mejorar el entorno", pero "no crear un carril bus que solo va a provocar ruido". En la zona, además, "apenas hay garajes".

En cuanto conoció la noticia, Valentina se planteó "vender el piso", pues cree que la zona "se va a convertir en una estación de buses". "Va a ser difícil hacer una mudanza, obras o incluso bajar a una persona con movilidad reducida a la calle", detalla.

Los vecinos señalan, además, que habitualmente "los camiones de la basura ya tienen problemas para pasar por una calle tan estrecha". "Incluso cuando pasa algún bus, nos vibra la casa", concluyen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es