16 de octubre de 2020
16.10.2020
La Opinión de A Coruña

El Concello mantiene en fase inicial el cambio urbanístico que hará singular el edificio Fenosa

El Gobierno local ha contratado la asistencia técnica para redactar el cambio en el plan general, del que Marea solo firmó el inicio del expediente hace casi un año y medio, tras la mediación que evitó el derribo del inmueble

16.10.2020 | 00:38
Una de las fachadas laterales del edificio Fenosa.

El cambio en el plan general que el Ayuntamiento debe tramitar para convertir la antigua sede de Fenosa en un edificio singular, uno de los compromisos adquiridos por la administración local en el acuerdo de mediación intrajudicial que evitó en 2019 la demolición del inmueble a la que los tribunales obligaban, todavía no ha pasado de la fase inicial que arrancó hace 17 meses. Con Marea Atlántica en el Gobierno local, el proceso de modificación del planeamiento urbanístico apenas dio pasos, dado que la mediación se resolvió en febrero de 2019 y el responsable del área de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, solo aprobó el protocolo que salió del acuerdo mediador y emitió un decreto para iniciar el expediente el 24 de abril, un mes antes de las elecciones municipales. El Ejecutivo actual, del PSOE, consultado por este diario, apunta que no ha habido más avances desde entonces, aunque añade que, al igual que con otros cambios en el plan general previstos, "se sigue trabajando" en la modificación.

El compromiso de modificar el plan general para declarar el inmueble de la calle Fernando Macías como edificio singular aparece recogido en el auto de homologación por el que el proceso de mediación evitó el derribo que ordenaba la sentencia firme del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, una solución que puso fin tras más de veinte años al proceso judicial por las irregularidades urbanísticas.

El procedimiento que debe llevar a cabo el Concello supondrá que el edificio, la antigua sede de Fenosa, quedará sujeto a las determinaciones de la norma zonal 1 del plan general para aquellos inmuebles en ordenaciones de volumetría singular dentro de otras tipologías dominantes o en bloques abiertos. El uso característico que tiene un inmueble singular es el de vivienda residencial, aunque admite como compatibles una decena de usos, entre ellos el comercial, industrial, hostelero y de equipamiento.

El Gobierno local ha respondido al grupo municipal del PP en una pregunta escrita del último pleno que el Concello ha afrontado ya el gasto de la asistencia técnica para la redacción del documento necesario para ejecutar ese cambio urbanístico, algo más de 15.000 euros. Este, junto con los 75.000 euros abonados por la mediación intrajudicial y los 2,9 millones que tuvo que pagar al denunciante de las irregularidades cometidas en la reforma del edificio durante el mandato de Francisco Vázquez, hace más de dos décadas, son los gastos efectuados por el Ayuntamiento hasta el momento en relación con la resolución sobre el inmueble.

A este dinero habrá que añadir los 888.000 euros en total que el Concello pagará a 94 de los 96 propietarios del edificio Fenosa que reclamaron una indemnización, un procedimiento de abono que ya ha iniciado tras llegar el mes pasado a un acuerdo con ellos, como avanzó ayer este periódico. Los dueños de una vivienda habitual o un local comercial del inmueble recibirán 12.000 euros y los que no tienen esta condición, 9.000, por lo que ambos renuncian a pedir las compensaciones en los juzgados por los perjuicios sufridos durante los años que duró el litigio.

El Concello suscribió otros compromisos tras la mediación. En marzo del año pasado, en los últimos meses del mandato de Marea, el Gobierno local inició la investigación por la que exigiría responsabilidades a funcionarios y autoridades por la concesión a Fadesa del permiso ilegal de reforma en 1997. Pero el pasado 6 de agosto el Ejecutivo socialista archivó la investigación administrativa por esas posibles responsabilidades, al concluir que no existen los condicionantes necesarios para que ningún político o funcionario afronte con sus bienes las indemnizaciones que debe abonar el Concello, recogidas en el acuerdo de mediación.

Otra medida a la que se comprometía el Ayuntamiento fue aprobar un protocolo de buenas prácticas urbanísticas con el fin de evitar que se repitan casos como el del edificio de Fernando Macías, un documento que dejó en vigor Marea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

esquelasfunerarias.es