“La biblioteca de Pardo Bazán no debe salir del pazo de Meirás. Ni ahora ni en el futuro”. El alcalde de Sada, Benito Portela, se mostraba ayer tajante a la hora de pronunciarse sobre el destino de los cerca de 3.200 títulos que permanecen todavía en la Torre de la Quimera. La Real Academia Galega aspira, en cambio, a que la declaración de Bien de Interés Cultural permita en breve unificar la biblioteca de la escritora en la casa museo de la calle Tabernas, en A Coruña, que custodia cerca de 8.000 títulos.

La polémica está servida y la Consellería de Cultura, que tendrá un papel decisivo a la hora de decantar la balanza, evitó ayer aclarar su postura a este diario. “En este momento, por mandato judicial, no está permitida la salida de bienes de las Torres de Meirás”, se limitaron a responder desde el departamento autonómico que dirige Román Rodríguez al ser consultados sobre si eran partidarios de unificar los fondos en la Casa Museo de A Coruña o si abogaban por que permaneciesen en el pazo de Meirás, declarado Bien de Interés Cultural en 2008, entre otros motivos, por su vinculación con la escritora.

La Real Academia Galega defiende que los fondos deben trasladarse a la Casa Museo, “que fue hogar de la escritora”. La RAG recuerda que es responsable de la custodia y del cuidado del patrimonio cultural y de la producción intelectual de la escritora por la “decisión de su hija y heredera, Blanca Quiroga”, que donó el edificio para “perpetuar la memoria” de la autora de Los pazos de Ulloa.

El Concello de Sada defiende que los fondos deben permanecer en el pazo de Meirás, que una sentencia de primera instancia acaba de declarar patrimonio del Estado. En un comunicado remitido a los medios, el Gobierno local de Sada expresaba ayer su satisfacción por el inicio del expediente para declarar Bien de Interés Cultural la biblioteca de Pardo Bazán: “Es representativa de la vida y obra de una escritora de referencia en la cultura de nuestro país, precursora feminista y defensora de los derechos de las mujeres. Que se publique en el Diario Oficial de Galicia el día contra la violencia machista es una oportuna coincidencia”, celebra el Ejecutivo, en que subraya que la declaración de Bien de Interés Cultural de los fondos es un paso “fundamental para la integridad del pazo como sitio histórico BIC”.

14

La biblioteca de Emilia Pardo Bazán, blindada

El Ayuntamiento sadense pone el acento en que uno de los principales motivos que justificó la declaración de BIC en 2008 de As Torres fue su vinculación con Pardo Bazán, que diseñó el edificio y escribió buena parte de su obra tras los muros de esta residencia señorial que pasó en 1938 a manos del dictador Francisco Franco.

El hecho de que el anuncio de la incoación del expediente que publicó ayer en el Diario Oficial de Galicia no haga ninguna mención al BIC del pazo de Meirás ha sido acogido con sorpresa en el Ayuntamiento sadense. “Entendemos que es una omisión involuntaria, pero que, desde luego, no debe afectar a que consta históricamente acreditada la localización originaria en Meirás de la integridad de la biblioteca y que el propio BIC de As Torres de Meirás se fundamenta, entre otros, en la categoría de sitio histórico que le da la vida, obra, y también la biblioteca, de Pardo Bazán”.

Sada ha defendido en varias ocasiones que los fondos de la escritora deben permanecer en Meirás. Tras anunciar los Franco que pretendían retirar todos los bienes del pazo antes de su entrega provisional al Estado, el Ejecutivo municipal demandó una modificación de la resolución de BIC de As Torres para incluir un anexo con los bienes que deben permanecer en el inmueble por importancia para interpretar este sitio histórico. En la resolución de 2008 solo hay una alusión vaga a “anaqueles llenos de libros y documentos cuyo valor se desconoce”, una afirmación que ahora queda en entredicho.