Un vehículo de la Policía Local fue pintado hoy en uno de sus laterales por un grafitero cuando se encontraba estacionado junto al cuartel de este cuerpo municipal, situado en la calle Orillamar, en el barrio de Monte Alto. Sobre la carrocería le fueron rotuladas las siglas ACAB (All cops are bastards, todos los policías son bastardos), que se utiliza habitualmente con fines ofensivos contra la policía.

El vehículo, ya en las dependencias policiales

También se pintó el nombre Sofi junto a un corazón, todo ello con pintura de color rosa. El vehículo fue retirado de la vía pública e introducido en las instalaciones policiales en cuanto los agentes se percataron del suceso.