El tradicional desfile de Reyes del 5 de enero no se celebrará en 2021 para evitar riesgos de contagios por la evolución del coronavirus, aunque los Magos de Oriente harán visitas a todos los barrios de la ciudad, anunció ayer la alcaldesa, Inés Rey.

Estas Navidades, como en años anteriores, el Belén del Ayuntamiento sumará una nueva figura, que en esta ocasión será una coruñesa aplaudiendo a los colectivos que han estado en primera línea para contener el avance del coronavirus y atender a los infectados, en recuerdo de las ovaciones ciudadanas desde las ventanas que se realizaron en las primeras semanas de la pandemia.

El encendido del alumbrado navideño se llevará a cabo el próximo viernes, 4 de diciembre, en la plaza de María Pita, con un homenaje “a todos los servicios esenciales que trabajaron sin descanso durante la pandemia”, indicó la regidora, ya que serán estas personas las encargadas de encender las luces.

Para Rey, será una Navidad “en la que recordaremos a todas las personas que fallecieron en este fatídico 2020 y le rendiremos un merecido homenaje a todas las personas anónimas que nos cuidaron durante el confinamiento para mostrarles nuestro agradecimiento”.

La elección de la plaza María Pita como lugar para efectuar el encendido está justificada por la ubicación allí de un pequeño planetario que recuerda al de la Casa de las Ciencias y que permite contemplar las estrellas. La alcaldesa explicó que este año no se instalará en María Pita el poblado navideño, aunque el árbol ya se encuentra en el Obelisco. Rey también anunció que habrá actuaciones de espectáculos de animación por los barrios en las que se garantizará que no haya concentraciones para evitar los contagios.

Espíritu navideño

Rey afirmó que la iluminación callejera servirá para llevar el espíritu navideño a todos los barrios y para darle vida al comercio local y la hostelería si las restricciones sanitarias lo permiten. “Será una navidad diferente, en la que nos toca quedarnos en nuestros barrios y consumir en el comercio de proximidad”, manifestó la alcaldesa para animar a la ciudadanía a disfrutar de sus respectivos barrios en una “navidad atípica en la que lo importante será cuidar de la salud de todos y todas”.