“La primera sanción de empleo y sueldo fue por llegar tarde al puesto de trabajo. En la segunda, discutí con él y me suspendió dos meses por llamarle moroso, porque no nos paga y los juicios son en 2023, ¿no puedo reclamar nada hasta entonces”, lamenta Beatriz Castelo, encargada del Vecchio y una de las empleadas que ha denunciado a Inspección de Trabajo estos correctivos así como la falta de pagos.

Otra compañera fue sancionada otros dos meses por desconectar y desconfigurar “intencionadamente (...) el ordenador de gestión y la impresora”, así como “el datáfono o TPV necesario para el cobro con tarjeta de crédito, y el router necesario para que el datáfono que utiliza conexión inalámbrica pueda ser utilizado”.

El escrito fue entregado el 12 de noviembre a la empleada, aunque, según el mismo texto, los sucesos ocurrieron el 15 de septiembre. “La sanciona cuando está de baja por algo que ocurrió en septiembre”, critica Castelo.

En estos momentos, afirma Castelo que hay siete empleados sancionados, además de los impagos de nóminas. Sumadas estas dos circunstancias, los empleados afectados han decidido protestar delante de los locales.

Por su parte, en un comunicado publicado por Café Vecchio en sus redes sociales, la empresa asegura ser objeto de una “campaña de difamación y acoso” por parte de “empleados que se encuentran suspendidos de empleo y sueldo, y de una serie de personas que no trabajan en ella”. A lo que añaden que siempre han cumplido “con los derechos laborales”. Respecto a los impagos afirma que “debido a la situación global” provocado por la pandemia, les ha “imposibilitado realizar el pago de la nómina de febrero y parte de marzo”.

Castelo asegura que la situación “no es de este año” y niega que se deba a la pandemia. La empresa hizo un ERTE que finalizó para algunos en junio para “limpiar” los establecimiento. En ese momento les adeudaban “febrero y marzo y al salir el 1 de junio del ERTE, nos dejó a deber la mitad del mes”.

“Reclamamos nuestro salario”, subraya Castelo que teme que cuando llegue el juicio “se declare insolvente, porque ya lo hizo hace años”, concluye.