El Ayuntamiento renovará todo el alumbrado público exterior de la ciudad gracias a una importante inyección de inversión europea: 12,6 millones procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). La administración municipal completará el gasto con 3,1 millones, hasta alcanzar un cantidad total de 15,7 millones de euros.

El departamento municipal de Contratación tendrá a partir de ahora seis meses, según la normativa reguladora de los fondos Feder, para licitar el contrato de suministro eléctrico, mantenimiento y sustitución de las luminarias, con el que unificará en un solo contrato de servicios energéticos los que existen actualmente. El Concello, según la resolución del Ministerio, tendrá hasta 30 meses para sacar adelante la ejecución del contrato de sustitución de las luminarias.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfica acaba de ratificar esta inversión para el proyecto presentado por el Ayuntamiento de A Coruña, según informó ayer el edil de Facenda, José Manuel Lage, responsable de negociar con el departamento estatal y con el IDAE. El Gobierno municipal estima que con la puesta en marcha de este proyecto en la iluminación pública se conseguirá un ahorro energético anual de más del 60%.

Europa da 30 meses para cambiar 21.000 puntos de luz y 500 cuadros de mando

El Concello coruñés detalló que gasta más de nueve millones de euros cada año entre el suministro eléctrico exterior y el mantenimiento del alumbrado de la ciudad y calcula ahora que, con la aportación de los fondos comunitarios, ahorrará anualmente alrededor de cinco millones “que se podrán destinar a otros fines”, además de “mejorar la calidad lumínica de la ciudad y la reducción del impacto en el medio ambiente”.

La implantación del proyecto municipal en la red de iluminación comprende la instalación de casi 21.000 puntos de luz con luminarias LED más eficientes que las actuales, además de la actualización de casi 500 cuadros de mandos para adaptarlos a la normativa vigente. Para el edil de Interior, la actuación pondrá a la ciudad “en la vanguardia” de la iluminación pública.

Fuentes municipales señalan que hay otras iniciativas puestas en marcha por el Ejecutivo de Inés Rey para mejorar la iluminación de la ciudad como el establecimiento de los 30 kilómetros por hora como velocidad general en las calles, salvo en las que tengan más de un carril. Infraestructuras estima que esta decisión reduce un 30%la iluminación. El proyecto de fondos europeos DUSI, aprobado en el mandato anterior, y ahora en ejecución, también tienen iniciativas en este sentido, como la aprobada esta semana por la junta de gobierno y que saldrá próximamente a licitación pública. El plan permitirá dotar de una iluminación actualizada a la Urbanización Breogán, en la parroquia de Feáns, donde se prevén invertir más de un millón de euros.