Si uno levanta la cabeza en la calle Emilia Pardo Bazán, donde acaban de colocar el alumbrado especial para estas navidades, podrá corroborar que la forma de los motivos escogidos para los ornamentos puede resultar familiar a más de uno. Ya ha habido quien ha hecho notar el parecido esquemático del decorado con la representación gráfica de la cepa del COVID-19, que todo el mundo tiene en su cabeza. En los últimos días, ya las redes sociales se llenaron de imágenes del mismo decorado en varias ciudades de España como Burgos. Ahora el luminoso virus navideño, que en realidad, podría ser una estrella, está también en A Coruña.