La escuela de música privada Presto Vivace ha puesto en marcha dos nuevos proyectos de enseñanza. El plan Presto On, que recurrirá a la tecnología y a las herramientas digitales para que los pequeños de 6 a 7 años puedan cursar prelenguaje musical desde sus casas y a partir de los 8 años aprender a tocar un instrumento y lenguaje musical en la modalidad semipresencial. Presto Vivace ha puesto también en marcha un programa sénior. Se trata, explican los responsables, de la “primera escuela 100% pensada para el público sénior”.