Fernando Vázquez, técnico del Deportivo, convocó ayer a cinco canteranos para el partido de Copa contra el Alavés. Dos de ellos jugaron, Manu Mosquera y Álex Barba, y otros dos hicieron ejercicios de calentamiento en la banda, Juan Rodríguez e Iván Guerrero. Cuando Vázquez consumó en la segunda parte las cinco sustituciones permitidas, una de las jóvenes promesas blanquiazules, Iván Guerrero, jugador del Fabril, permaneció haciendo ejercicios en la banda, aunque ya no podía entrar en el terreno de juego. El técnico tuvo que avisarlo desde el banquillo para que dejase de calentar. Su debut en el primer equipo tendrá que esperar.