Tras uno de sus períodos de más trabajo del año, con los sorteos de lotería de Navidad y del Niño, en Reyes, la administración de Loterías La Favorita, en Cuatro Caminos, cuyas enormes colas llenaron la acera el mes pasado, no abrió ayer sus puertas al público. Tras la verja metálica, un cartel informa de que el cierre se debe al coronavirus.