Aunque muchos aseguran que ya se lo esperaban, no por eso el golpe duele menos. Comercios, bares, restaurantes, gimnasios, museos y bibliotecas son los principales afectados por las nuevas restricciones de la Xunta. “Lo teníamos claro”, apunta José Varela, desde el bar A Casiña, que tendrá que volver a cerrar sus puertas aún a la espera de ayudas prometidas en 2020.

Serán tres semanas sin la hostelería abierta, con el comercio activo hasta las 18.00 horas y sin la posibilidad de acudir a citas culturales o de reunirse con no convivientes. “Programar es una locura porque hasta el último día no sabes si se va a poder hacer”, comenta el promotor Santiago Segret, que había organizado un espectáculo de Luis Zahera y Oswaldo Digón para este sábado. “Ahora, otra vez a devolver entradas y reprogramar”, lamenta.

La vida se para, pero muchos empresarios quieren salvar sus negocios. Las librerías todavía están a la espera del DOG para saber si podrán mantener su servicio más allá de las seis de la tarde, mientras que los centros comerciales, que según el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, cerrarán el fin de semana, quieren estudiar al detalle esta medida, para saber si podrán abrir sus tiendas de primera necesidad o bajarán por completo la verja como ocurre en Castilla y León. “Tendremos que estudiarlo bien para tomar medidas”, explican desde el centro comercial Los Rosales, que los domingos solo abre por un local de comida a domicilio.

Hay quien también opina que “están pagando justos por pecadores”, como dice el museólogo Felipe Senén, pero quizá esta sea la única forma para detener la tercera ola y concienciar a los que todavía no lo están.

Testimonios recogidos por Ana Carro, Iván Aguiar, Marta Villar y Sara Vázquez

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“Parece que quieren que quebremos todos”

La tienda de juegos MAB, en Os Castros, solía abrir por las tardes de seis a nueve de la noche, pero ese horario queda eliminado por las restricciones de la Xunta. “Pues solo podremos abrir por las mañanas, pero con 48 horas de margen tampoco se puede planificar nada”, comenta su propietario, Raúl Valle. Todavía no entiende cómo el cierre de los comercios a las 18.00 horas va a “ayudar a contener el coronavirus”, pero reconoce que esta medida les va a “afectar mucho”. “Por las tardes es cuando más vendemos. Y tampoco se vende lo mismo por la página web que de forma presencial. Parece que quieren que quebremos todos”, analiza.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“Dentro de lo malo no nos cierran del todo, dejan margen”

La Floristería Churima, en A Laracha, podrá mantener su actividad hasta las 18.00 horas con las nuevas restricciones aprobadas por la Xunta. La encargada del negocio, María José Tuset, se muestra algo aliviada porque no han mandado cerrar las puertas de su negocio. “Dentro de lo malo no nos cierran del todo. Dejan un poco de margen”, asegura esta empresaria. En su caso podrá tener la tienda abierta por las mañanas y un poco por las tardes, además de los servicios a domicilio o para las funerarias. Se lamenta, eso sí, de que las medidas justo lleguen antes de San Valentín porque temer una bajada en el número de ventas, como ocurrió en el Día de Difuntos.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“Hemos tenido que configurar todo para pasarlo a ‘online”

La Fundación Luis Seoane, que permanecerá cerrada durante tres semanas, ya tiene la “experiencia del anterior confinamiento” para afrontar las nuevas medidas. Lo explica su directora, Silvia Longueira: “Hemos tenido que configurar todo para pasar a online todo lo que se pueda”. La actividad “continúa”, aunque no presencialmente. “Las actividades de arquitectura serán por internet y también seguiremos con el Canal Seoane, con podcast y entrevistas”, desvela, y recuerda que el viernes habrá un acto en streaming sobre Lolita Díaz Baliño. Durante estos días, desde la Luis Seoane se “prepararán próximas exposiciones”, previstas para marzo y abril.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“A nivel de sociedad, el cierre es demoledor”

Para Miguel Sanjuán, miembro del centro de entrenamiento NAW, el cierre del sector supone un “golpe fuerte” para la empresa, pero “a nivel de sociedad, es demoledor”. “Los datos ya hablan de una peor salud global tras el primer confinamiento, a nivel físico y psicológico, que desde luego la falta de actividad física empeora”, analiza. NAW se ha preparado para trabajar con sus usuarios “a través de servicios online”, aunque Sanjuán opina que, a nivel general, “este parón va a tener unas consecuencias a medio plazo en la salud de la población que todavía se desconocen”. Bajo su punto de vista, será el “tiempo” el que muestre si estas nuevas medidas son eficaces o no.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“Nos sentimos abandonados a nivel de iniciativas”

El espectáculo teatral que había programado Santiago Segret para el fin de semana en el teatro Colón se ha cancelado. Como tantas otras citas a lo largo de estos meses. “Nos sentimos abandonados a nivel de iniciativas. Se deberían buscar otras fórmulas para que A Coruña pudiese tener una programación cultural”, expone el promotor, que asegura que el suyo es el sector “que más está sufriendo esta pandemia” porque no se les ha dejado trabajar. “Estamos parados por completo, pero los teatros son seguros”, critica.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“Somos un espacio seguro pero nos siguen limitando”

En 360 Training Center, Álvaro Sánchez insiste en que los gimnasios y centros de entrenamientos son “espacios seguros”. “Pero nos siguen limitando. Nos han intentado cerrar de mil formas”, lamenta. Este entrenador asegura que la gente “ve seguridad” en su actividad, de ahí que hayan aumentado los usuarios en los últimos meses. Entiende que “la situación es crítica”, pero le “choca” que el cierre llegue después de que se haya recomendado “a actividad física para combatir el coronavirus”.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“Los museos tiene que abrir los caminos de la virtualidad”

“Si no hay responsabilidad, tiene que haber cierta imposición de medidas”, opina Felipe Senén, presidente de la Asociación de Amigos dos Museos de Galicia, al ser preguntado por las nuevas restricciones que afectan a estas instalaciones. Entiende que “pagan justos por pecadores” y en este caso son los “museos y la actividad cultural” los que tienen que parar. Senén propone a los museos “abrir los caminos de la virtualidad”, para adaptarse a la situación y seguir ofreciendo contenido. “Como ha hecho el Museo del Prado”, añade.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“No pueden cerrarnos y cobrarnos los recibos igual”

“¿Y cómo no nos va a afectar? Nos lleva afectando casi un año”, lamenta el responsable de la Cervecería La Central de A Barcala, Marcial Rojo. Admite que son necesarias medidas para contener el virus, pero reclama ayudas para los negocios afectados. “Los ayuntamientos y las administraciones, que nos ayuden, porque resulta que mucha palabrería pero al final no te ayuda nadie y nosotros también tenemos hijos, hipotecas y tenemos que comer todos los días. Lo que no pueden hacer es cerrarnos y cobrarnos igual recibos e impuestos”, afirma.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“Es un golpe para los trabajadores del sector cultural”

Las bibliotecas municipales, museos y teatros deberán estar cerrados durante las próximas tres semanas, una medida que, según el director del área municipal de Cultura, Rómulo Sanjurjo, supone “un golpe para los trabajadores del sector cultural”. Como administración, Sanjurjo asume que “no afecta tanto a lo económico” como en otros ámbitos, pero sí “al esfuerzo de los trabajadores”. De hecho, el teatro Colón retomaba este fin de semana su programación. “Es un palo”, resume. También lamenta el cierre de bibliotecas, que son “lugares de apoyo a la ciudadanía”. “Perdemos un servicio esencial por su valor social”, sentencia.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“No se indica que los exámenes no puedan ser presenciales”

La Universidade da Coruña (UDC) retomará las clases el 8 de febrero, pero hasta el día 17 serán de forma telemática. El rector, Julio Abalde, señala que las medidas de la Xunta “no cuestionan la seguridad en los centros universitarios, sino que tienen como objetivo reducir la movilidad y la interacción social”. Sobre las protestas por los exámenes presenciales, Abalde indica que “se está asegurando que no se desvirtúen las condiciones de evaluación” entre los estudiantes. “En ningún caso las autoridades sanitarias hicieron indicación de que los exámenes no pudiesen ser presenciales mientras se respeten las recomendaciones del protocolo de la UDC”, explica.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“Sabíamos que iba a pasar esto después de las fiestas”

A Casiña vuelve a cerrar, pero esta vez su dueño, José Varela, ya se lo esperaba. “Yo era de los que, con todo el dolor de mi corazón, apoyaba no celebrar la Navidad. Todos sabíamos que iba a pasar esto después de las fiestas”, reflexiona el hostelero, que defiende que en su gremio “una gran parte toma las medidas, pero es imposible hacerlo al 150%”. Varela insiste en que las “decisiones tenían que haber llegado antes” y recuerda que lo importante ahora son las “ayudas económicas” para poder sobrevivir. “Cerraré la verja, pero tendré que pagar impuestos y vendrá la factura de la luz”, señala.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“Es la puntilla definitiva, pero vamos a intentar aguantar”

“Vamos a intentar aguantar porque no hay otra cosa, haremos de tripas corazón. Si no tienes un colchón pequeño al que agarrarse...Porque las pérdidas de este año han sido terribles”, explicó ayer Sandra González, la propietaria de Casa Tribisqueira, establecimiento de Coruxo de Arriba, en la entrada a Santa Cruz (Oleiros). La propietaria lleva este negocio especializado en raciones de comida tradicional desde 2008 pero antes ya era de su padre, también fue bar y tienda. “Para nosotros es la puntilla definitiva por todo lo que veníamos arrastrando, y aún nos manteníamos al tener la terraza, pero ahora...”, añade Sandra González.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“Siempre nos toca a los mismos”

El Mesón Os Castros mantendrá su servicio a domicilio para seguir ofreciendo sus comidas “a vecinos y clientes consolidados”, según cuenta la cocinera, Lourdes Botana. El dueño del local, José Antonio López, asegura que este cierre supone “otro batacazo” para el sector de la hostelería. “Siempre nos toca a los mismos”, se queja. A Botana y a López no les sorprende esta decisión por parte de la Xunta: “Ya comentábamos que esto podía pasar, sobre todo después de Navidad”. En el mesón harán “este parón”, pero tienen claro que podrán superar el obstáculo: “Saldremos de esta todos juntos”. Botana, no obstante, opina que “la hostelería no es la culpable de todo” y cree que es más necesario “tener un sitio para comer que ir a una zapatería a comprar por la tarde”. “Alimentarse es vital”, concluye.

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

La tercera ola del coronavirus arrasa con todo

“El horario continuo es una opción”

Todavía quiere leerse el DOG con detenimiento para saber en qué le afectan las nuevas medidas, pero Samantha Ramos, de Metrópolis Cómics, ya está pensando en el plan B para seguir adelante con su negocio. “El horario continuo es una opción. Si tengo que cerrar a las seis de la tarde, pues tendré que plantearme abrir de once a seis, por ejemplo”, explica la joven, que no dejará a sus clientes sin los libros o juegos que más les entretienen estos días. Consciente de que la situación podía cambiar en cualquier momento y que los comercios entrarían en la lista de restricciones, Ramos asegura que su único objetivo es “cubrir las horas” que la tienda pueda estar abierta para “ayudar a la gente”. “Lo que está claro es que este nuevo horario va a afectar a todo el mundo y tenemos que dar facilidades al cliente”, resume.