Un hombre que ayer por la mañana paseaba a su perro por la playa del Orzán rescató a una mujer, de 61 años, que se encontraba flotando, boca abajo, junto a unas rocas, a la altura de la fuente de los Surfistas. El vecino, Andrés Ríos, es patrón de rescate de la Base de Salvamento Marítimo de Cruz Roja de A Coruña, por lo que utilizó sus conocimientos de socorrismo para atender a la víctima.

Cuando vio el bulto en el agua, se tiró al mar y, ayudado por otra persona, arrastró el cuerpo hasta la orilla. Ya fuera, hizo una maniobra para presionar el pecho de la víctima, que expulsó el agua por la boca y recuperó la conciencia. Otra mujer que se encontraba en el arenal y vio el rescate se encargó de llamar a la ambulancia.

Tres sanitarios y agentes de la Policía Nacional acudieron a la playa para atender a la víctima que, según testigos, estaba estable tras el rescate. Como manda el protocolo, el periodista Andrés Ríos le preguntó su nombre y edad, a lo que contestó sin dificultad. La mujer fue trasladada a un centro hospitalario por el 061, pues tenía hipotermia. El rescatador sufrió heridas en las piernas en su intervención.