La Consellería do Mar se ha comprometido con el BNG —en una pregunta presentada por la nacionalista Rosana Pérez— a impulsar una reunión con las Administraciones, los Concellos que lindan con la ría y también con los mariscadores afectados por las obras de regeneración del estuario. Y es que, los mariscadores solicitan que las Administraciones aprueben un plan social para que puedan tener ayudas económicas mientras se les niega la posibilidad de faenar.

La Xunta defiende que es el Estado quien debe hacerse cargo de estas ayudas como promotor de las obras, sin embargo, el Ministerio para la Transición Ecológica, considera que ha de ser la Xunta por tener las competencias de marisqueo delegadas.