Los tres anillos que marcan las rutas de AMI por el municipio. | // L. O.

¿Quién se atreve a recorrer 50 kilómetros a pie sin salir de A Coruña, solo o acompañado? No es un desafío sino una invitación, una propuesta que surge de la Agrupación de Montañeros Independientes (AMI) en estos tiempos de confinamiento perimetral impuesto en los que la población que acostumbra a caminar por placer o por necesidades de salud echa de menos sus rituales callejeros o campestres. La iniciativa, en efecto, traza tres recorridos por el término municipal que suman 50 kilómetros y que se pueden completar todos de una vez o con menos distancia y por partes. AMI plantea incluso que el Concello, a quien propondrá promover la ruta, marque su trazado o haga señalizaciones e indique servicios próximos para facilitar su recorrido cuando ya no haya restricciones derivadas de la pandemia sanitaria.

La idea surgió del socio de AMI Jesús Carnota, quien con su hermano Xosé y su amiga María Pampín ya ha recorrido los 50 kilómetros que se pueden caminar desde punta Herminia junto a la Torre de Hércules hasta monte Mero después de Xuxán, desde la playa de Bens hasta los confines interiores del municipio en la zona de Novo Mesoiro. Les llevó doce horas, aunque con pequeños desvíos y marchas atrás por despistes en el camino y para tener algún que otro momento de descanso.

“Es un reto contundente, pero el recorrido es fácilmente transitable, sin cruces complicados salvo cuando se pasa por algún punto de trama urbana como Los Cantones. El diseño de las rutas ofrece un abanico de posibilidades, según la resistencia de los caminantes”, comenta Carnota, acostumbrado a participar en la Copa Galega de Andainas de 50 kilómetros por entornos montañosos de Santiago y Vigo. La iniciativa para A Coruña nace por el deseo de AMI de impulsar actividades lúdicas “para todo el mundo” y para “mantenerse en forma” ante la limitación de movilidad que impone el COVID.

El anillo 1 tiene esencia montañera. La ruta, de 18 kilómetros, pasa por cemento y por campo y tierra y cubre Labañou, Os Rosales, San Pedro de Visma, A Silva, Bens y Penamoa, con un tramo de la tercera ronda como arteria. Tiene su punto de partida y de llegada en la explanada del pabellón de Riazor, desde donde se abre el anillo 2, el de mayor recorrido urbano a lo largo de 22 kilómetros siguiendo el paseo marítimo (sin llegar hasta la punta del dique de abrigo) por la Marina y Los Cantones hasta Oza, Monte Mero y San Vicente de Elviña. En este punto el caminante puede regresar hacia el centro de la ciudad por Matogrande, Elviña, Cuatro Caminos, A Falperra y el parque de Santa Margarita hasta llegar a Riazor o iniciar el anillo 3.

Esta tercera ruta circular, de 10 kilómetros, tiene gran parte de su recorrido por zona de campo: bordea el castro de Elviña, cruza la tercera ronda hacia Feáns y da la vuelta al barrio de Novo Mesoiro sin entrar en Pocomano, para regresar por Mesoiro hasta el estadio del campus universitario de Elviña y enlazar con un extremo del anillo 2.