El comité de empresa, las secciones sindicales y los trabajadores de Naturgy se concentrarán hoy a las 13.00 horas delante de las instalaciones en la ciudad, en la avenida de Arteixo, para protestar por el cierre del Centro de Control Operativo de Unión Fenosa Distribución. Este cierre obliga al traslado de 28 empleados a Madrid.

En esta sede en A Coruña se vigila el funcionamiento de la red de media y baja tensión en Galicia, así como la de alta tensión que también abarca la provincia de León. La empresa afirma que el cierre de esta central de operaciones se debe a una “mera reorganización interna”.

Los representantes sindicales denuncian que a los trabajadores afectados no se les ofrece una alternativa al traslado a la capital española. Si no aceptan mudarse, perderían sus puestos.

Los empleados afirman que este cierre tendrá un “impacto en la calidad del suministro eléctrico gallego”.

La compañía sin embargo destacó que Fenosa tenía en el año 2000 siete centros de control operativo pero con las nuevas tecnologías y la digitalización se puede dar cobertura a toda la red desde un único punto, todo desde el centro de España.

Esquerda Unida de A Coruña, en un comunicado enviado ayer, insta al Gobierno de la Xunta de Galicia a “paralizar” este cierre. La formación presentará una moción en el Concello coruñés para debatir que medie la Xunta en este conflicto.