Desde hace casi seis años está claro el trazado por el que discurrirá el enlace ferroviario que dará servicio al puerto exterior de Langosteira. Lo que falta por aclarar desde entonces es quién asumirá el coste de esta infraestructura, que ronda los 140 millones de euros, ante la difícil situación financiera de la Autoridad Portuaria coruñesa, que debe hacer frente a los préstamos que permitieron la ejecución de las nuevas instalaciones portuarias en Arteixo. Al menos de palabra, parece existir un acuerdo entre los partidos políticos de la ciudad y la Xunta para reclamar al Estado la condonación de la deuda del organismo portuario y la licitación de los trabajos de la línea de tren a la dársena exterior. La respuesta del Gobierno de Pedro Sánchez es que ha propuesto la “constitución de una comisión al máximo nivel” con el Puerto para acordar “una hoja de ruta consensuada para abordar una solución al acceso ferroviario al puerto exterior”, según informa tras una pregunta del senador Miguel Lorenzo (PP) sobre esta infraestructura.

El Ejecutivo central señala que “esta solución deberá incluir un calendario de actuaciones, atribuyendo a las partes implicadas las tareas necesarias” para la “consecución” del acceso ferroviario a Langosteira. Lo que no especifica es si está dispuesto a asumir el coste de la actuación. En el Congreso de los Diputados, once representantes del PP también preguntaron por esta obra y la respuesta dada ahora por el Estado solo se refiere a la construcción del ramal sur del enlace a Langosteira, que llegará a la estación de tren de Uxes. “Se tiene previsto licitar la redacción de un estudio informativo para el desarrollo de la conexión del ramal sur del citado estudio informativo con la estación de Uxes, perteneciente al Eje Atlántico de Alta Velocidad”, indica el Gobierno sobre el proyecto.

El proyecto del acceso ferroviario al puerto exterior arrastra un largo camino con numerosos obstáculos. Ahora el principal escollo es la financiación, pero antes lo fue el propio trazado de la infraestructura. El entonces Ministerio de Fomento, ahora Transportes, renunció a ejecutar su primera propuesta para el tren a la dársena tras recibir cerca de 800 alegaciones a la iniciativa. Escogió el recorrido reclamado por el Concello de Arteixo. La infraestructura está previsto que conecte con la línea A Coruña-Santiago a la altura de los polígonos de Pocomaco y Vío, en A Coruña, y que llegue a Langosteira de forma soterrada casi en su totalidad por las parroquias arteixanas de Pastoriza y Suevos.

El camino de obstáculos no terminó con la elección del trazado. La siguiente dificultad, que sigue sin resolverse, es la financiación. El Ejecutivo central ha eludido aclarar si acepta costear el proyecto.

Hace apenas dos meses, el Ejecutivo estatal supeditaba la financiación del tren a punta Langosteira, para la que no hay partidas concretas en los Presupuestos Generales del Estado de 2021, a un nuevo estudio de su rentabilidad, motivado por el cierre de la central térmica de Meirama el pasado año. La revisión de este informe la considera “necesaria” el Ejecutivo de Pedro Sánchez para determinar la “rentabilidad económica y social” que justifica la inversión ferroviaria, según reflejaba la respuesta estatal a una pregunta escrita del senador del PP Miguel Lorenzo.

El nuevo presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, comentaba poco después de su toma de posesión a finales del pasado año que el ente coruñés se compromete a ejecutar el enlace ferroviario en tres años, pero subrayaba que debe haber acuerdo entre todas las administraciones para que el proyecto pueda financiarse con fondos europeos. La construcción del enlace es uno de los temas que está previsto abordar hoy por la mañana en el encuentro convocado por el Concello coruñés con Xunta y Estado para abordar el futuro del puerto coruñés.

El Puerto coruñés ya resaltó que tan importante como el traslado del carbón desde los muelles interiores y exteriores a la central que ha puesto fin a su actividad este verano es el tráfico de “mercancías potencialmente peligrosas y contaminantes” con las que trabaja, como el bioetanol y los cereales, para lo que defiende la ejecución del tren a Langosteira.

Sin estudio para una línea ferroviaria entre Betanzos y Uxes

El plan diseñado por la Universidade da Coruña, por encargo del Concello, para definir el futuro de los muelles de la ciudad plantea que la actual línea de ferrocarril entre A Coruña y Betanzos se destine a un recorrido de cercanías y que los servicios regionales que la utilizan pasen a circular por un nuevo trazado, que debe ser ejecutado en el futuro entre el concello brigantino y la estación de tren de Uxes, en Arteixo. Se trata de un recorrido transversal que incluso ya fue estudiado hace más de una década por el Gobierno central para la ejecución de la línea de alta velocidad, aunque no pasó de los planos. La propuesta del plan supondría que la línea actual dejase de estar gestionada por Renfe. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana asegura que “actualmente no hay ningún estudio informativo aprobado o en tramitación” que plantee la modificación del trazado de la línea A Coruña-Ferrol y A Coruña-Lugo. Este servicio planteado por la Universidade da Coruña prevé futuras ampliaciones al recorrido de cercanías entre A Coruña y Betanzos. “Sería una primera fase de una futura línea de cercanías que podría extenderse en el futuro, hasta Miño, por un lado y hasta las áreas industriales de A Coruña como Agrela y Vioño, con frecuencias menores que en el tramo principal”, afirma el análisis. La otra posibilidad que recoge el estudio es la creación de una estación de pasajeros subterránea en la actual terminal de mercancías de San Diego. Se trata de una iniciativa “a largo plazo con una estación subterránea en el emplazamiento de la actual de mercancías en San Diego. En este punto confluirían los tráficos de cercanías y la estación de San Cristóbal quedaría para las líneas de media y larga distancia.

Inés Rey califica el encuentro de “histórico”

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, se refirió ayer al encuentro sobre el puerto previsto para hoy por la mañana como “histórico”, donde estarán representados además Puertos del Estado, la Xunta, la Autoridad Portuaria, la Diputación provincial, Adif y el Ministerio de Transportes. “Es una gran noticia”, dijo Rey, sobre que las administraciones de diferente signo político se sienten a abordar “ese trabajo conjunto que se tiene que desarrollar a lo largo de los próximos meses” para enfocar el futuro del puerto. Este trabajo supondrá “empezar a dar soluciones a todas esas cuestiones que llevan mucho tiempo sin ser tratadas” . Por parte del Estado, asistirán la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera; el secretario de Infraestructuras, Sergio Vázquez; el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, y el propio presidente de la Autoridad Portuaria coruñesa, Martín Fernández Prado. La Xunta estará representada por la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y el delegado de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor. Por la Diputación acudirá el presidente, Valentín González Formoso. El acto será en María Pita, donde también estará la alcaldesa, Inés Rey.