El director de la escuela de buceo del Club del Mar de San Amaro, Fernando Seoane, ha fallecido a los 67 años tras casi un mes de lucha contra el coronavirus. Además de un hombre muy querido y respetado en el club, es el padre del deportista Alberto Seoane, campeón del mundo en tenis de mesa en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro.

Hacía casi 20 años que Seoane dirigía la escuela de buceo de la entidad de San Amaro. Recuerda la presidenta del Club, Marián Ferreiro, que el fallecido “se aficionó al buceo” cuando llevó a su hijo a estas instalaciones “a practicar tenis de mesa”. Se volcó con este deporte y así acabó como director de la escuela, que “mejoró muchísimo gracias a él”, según las palabras de Ferreiro.

En su trayectoria en el Club del Mar, del que llevaba muchos años siendo socio, Fernando Seoane ocupó un cargo de directivo y organizó numerosas actividades que permitieron a la entidad seguir creciendo.

Ferreiro asegura que “era muy querido en el club”, en especial por su carácter “amable” y porque “se implicaba mucho en todas las actividades”. La noticia ha provocado que “todo el mundo esté muy sorprendido y muy triste”.

Hace aproximadamente un mes que Seoane dio positivo por COVID-19, un virus que no ha conseguido superar y que tiñe “de luto” al Club del Mar y a toda la familia. “Este virus es tremendo. Él era muy fuerte”, manifiesta la presidenta de la entidad de San Amaro, que insiste en que “era una persona muy querida”.

El Club del Mar publicó la trágica noticia en sus redes sociales, que se llenaron de mensajes de cariño y admiración hacia Seoane. Algunos plasmaron en palabras sus recuerdos como alumnos de Fernando Seoane y otros destacaron su “eterna sonrisa” que no ha dejado indiferente a nadie. El expresidente, Ángel Garmendia, también publicó palabras de cariño y dolor.