El pleno de la Diputación aprobó ayer por unanimidad destinar 13.8848.408 euros para apoyar a los ayuntamientos de la provincia en el incremento del gasto social derivado de la pandemia a través del Fondo Social del Plan Único (POS+2021). Algunas de las acciones municipales que se podrán beneficiar de esta partida son la ampliación de los servicios de ayuda en el hogar, el refuerzo de la plantilla de personal en las áreas sociales, programas de respiro familiar y conciliación familiar y laboral, adquisición de EPI (equipos de protección individual) o ayudas directas a las familias más vulnerables.

El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, agradeció el apoyo unánime de la Corporación provincial y destacó “la adaptación” del plan a la situación actual “para dar respuesta a las necesidades de los ayuntamientos y de la ciudadanía, reforzando los programas de protección social” para “no dejar a nadie atrás en la salida de la crisis”.

De los casi 14 millones de euros que la Diputación destina al refuerzo de los servicios sociales, algo menos de la mitad, 6.063.766 millones, irán destinados a la ayuda en el hogar. Con 1,7 millones se reforzará el personal y casi un millón se dedicará a ayudas a las familias.

Por comarcas, los 26 concellos del área de Compostela recibirán 4,1 millones; los de A Coruña-Betanzos, casi 3 millones; los de Ferrolterra-Eume y Ortegal, alrededor de 2,7; A Costa da Morte y Bergantiños 2,2; y los de Barbanza 1,7.

El pleno también dio luz verde, por unanimidad, a una senda ciclista de 32 kilómetros a su paso por Cecebre, con una inversión de 2,2 millones de euros, de los que 1,7 son subvencionados por el Gobierno estatal. Se trata del proyecto ZEC Abegondo-Cecebre, basado en la ampliación del actual carril bici metropolitano, que acaba en el embalse de Cecebre, hasta Bergondo, Abegondo, Carral y Betanzos a través una nueva senda ciclista.