El concurso público para colaborar con el Concello coruñés en el futuro diseño del litoral entre la playa de Oza y el puente de A Pasaxe, a través de una modificación del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM), se cierra con una sola empresa candidata. La UTE formada por las firmas Freire y Vázquez y Terravanza obtuvo 33,75 puntos y superó la puntuación técnica mínima, por lo que parece que será la firma que asistirá a Urbanismo para reubicar espacios verdes y edificios en esa parte de la ría. La aspirante sugiere la solución de un “cinturón verde” en la zona con el fin de “mitigar la presencia de la infraestructura ferroviaria” que recorre esa franja costera, ya que apunta que las vías del tren suponen el principal “efecto discordante” a la hora de definir el futuro del ámbito.

Esta propuesta figura en el apartado de integración paisajística e imagen urbana dentro de la tabla de criterios evaluables del concurso para la adjudicación de la asistencia técnica para el cambio en el plan general en la zona de As Xubias. Los técnicos municipales interpretan que el cinturón verde propuesto es la solución a la aplicación de esos criterios de integración para establecer una “consonancia entre las construcciones existentes” en el ámbito “y el espacio edificado” con el mantenimiento de vegetación.

El informe del Ayuntamiento plantea dudas sobre el único efecto adverso que señala la UTE licitante, la discordancia provocada por las vías del ferrocarril que en dirección a la ciudad se bifurcan hacia la estación de San Cristóbal y hacia la terminal portuaria de San Diego, dado que en la oferta de la empresa “no se aprecia un estudio atento sobre el actual planeamiento” ni se identifica un “proceso analítico” que condujese a tal conclusión.

El corredor ferroviario que discurre por el frente marítimo de As Xubias constituye una de las peculiaridades de la zona en la que el Concello modificará el planeamiento para protegerla, para lo cual a finales del año pasado aprobó en el pleno la suspensión cautelar, por el periodo de un año, de la concesión de licencias urbanísticas. El cambio urbanístico deberá ser sometido a la votación del pleno, donde los votos del Gobierno local no son suficientes para sacarlo adelante.

As Xubias es una zona sensible, coinciden arquitectos consultados por este periódico que advierten potencial en la infraestructura ferroviaria como vía para establecer mejores conexiones de comunicación tanto con la comarca como con el complejo hospitalario de A Coruña al otro lado de la avenida de A Pasaxe.

El mismo estudio encargado por el Concello a expertos de la Universidad para definir las estrategias de la reordenación de los espacios portuarios de la ciudad plantea la posibilidad de crear una línea de ferrocarril de cercanías entre A Coruña y Betanzos aprovechando las infraestructuras existentes y la prevista desaparición de la estación de mercancías de San Diego. La idea propone convertir esta terminal en el punto de partida de un servicio ferroviario de pasajeros que llegaría hasta Betanzos, aunque los autores del estudio destacan que para ponerla en marcha es preciso un informe sobre su viabilidad.

La movilidad es también analizada en la licitación. Otro de los criterios alude a la aproximación analítica de las formas de movilidad sostenible que la nueva ordenación de la zona pueda propiciar. La empresa concursante estructura las estrategias sobre las que formular el cambio urbanístico mediante la promoción de una movilidad saludable, eficiente, sostenible y segura, con la racionalización del uso del vehículo privado.

La reordenación en As Xubias conlleva, tras el paso por el pleno de la paralización de licencias, una “dosificación” de la capacidad residencial de la zona, señalaba en 2020 el edil de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada. Hay nueve polígonos de tipo residencial en esta franja costera, tres al otro lado del puente de A Pasaxe y excluidos de la suspensión temporal. Dos promotoras, Conchado y Asociados y Residencial Obelisco, han llevado a los juzgados sus derechos urbanísticos en la zona, donde proyectan levantar viviendas entre el Hospital Materno y la costa coruñesa según el ordenamiento en vigor. Trasladan a los tribunales trámites desechados por el Concello con el fin de afianzar legalmente sus derechos urbanísticos en la zona ante la próxima protección del entorno.

Marea y el BNG pidieron protección para Labañou cuando el Gobierno local la promovió en pleno para el margen de la ría

El núcleo tradicional de As Xubias de Abaixo, el conocido como Pazo del Inglés y equipamientos como el colegio de educación especial María Mariño, la residencia Santiago Apóstol, el Materno Infantil o el colegio Santa María del Mar son algunos de los elementos patrimoniales que el Gobierno local considera necesario proteger en el frente marítimo de la ría coruñesa. Con estos argumentos, además del de dosificar la capacidad residencial expuesto por el concejal de Urbanismo, el Ayuntamiento paralizó las licencias en As Xubias y emprendió el cambio en el PGOM a finales del año pasado. La iniciativa fue respaldada por el pleno de la Corporación, aunque con matices significativos y reproches de algunos grupos por no extender la protección del litoral de la ciudad a otros ámbitos, como en Labañou, donde el Ejecutivo local autorizó el desarrollo del proyecto inmobiliario de As Percebeiras. En el pleno de noviembre pasado el BNG apoyó el cambio urbanístico en As Xubias y lo pidió para Labañou, el PP se abstuvo tras solicitar información sobre planes más concretos en el margen de la ría protegido y Marea Atlántica se ausentó en la votación del asunto. Este grupo abandonó el salón plenario porque la alcaldesa, como presidenta del pleno y por indicación del secretario municipal, no aceptó una enmienda en la que incluía otros ámbitos urbanísticos para los que pretendía protección, como los polígonos proyectados en Labañou y O Portiño y en el otro lado de la ría. Inés Rey tomó como suyas las palabras del secretario del Concello y apoyó su decisión en la imposibilidad de añadir nuevos ámbitos urbanísticos al orden del día del pleno. Marea, el BNG y algunos vecinos de Labañou se han manifestados contrarios al plan residencial de As Percebeiras que avala el Gobierno local.