Marea Atlántica reclama la retirada del ERTE en la refinería de Repsol de A Coruña anunciado esta semana por la compañía, que prevé que afecte durante medio año a 212 trabajadores, un tercio de su plantilla. El grupo municipal traslada a través de una nota su apoyo al personal de las instalaciones y a las reivindicaciones del comité de empresa, y exige a la Xunta y al Estado que “se impliquen para frenar este ERTE abusivo”.

“No se puede consentir que una empresa como Repsol, que cerró 2020 con 600 millones de euros de beneficio, pretenda recortar empleo y cargar en las espaldas de su personal los costes de la crisis sanitaria y dela transición energética”, considera Marea, que añade que “la destrucción de empleo industrial en Galicia y en la comarca de A Coruña es muy preocupante”, situación que ejemplifica con los casos de Alcoa, Endesa, Gamesa, Poligal o Isolux. “Frente a esto, no se conoce una sola reacción de la Xunta o del Ministerio de Industria. Les pedimos que actúen en el caso de Repsol, mientras haya industria que salvar”, añade.