El Gobierno local avanza en el plan de movilidad de 2021, en el que incluye la reducción a 30 kilómetros por hora en el 95% de las calles de la ciudad, medida aprobada en mayo del año pasado e implantada ya en la ronda de Outeiro y Juan Flórez. El Concello, como informó ayer el concejal de Urbanismo Juan Díaz Villoslada, en la Mesa da Mobilidade, prevé que todas las calles del centro tengan, al menos, un carril de 30 km/h.

Se trata de la segunda parte del plan, que determina que en todas las vías del centro urbano haya por lo menos un carril con este límite de velocidad. Así, todas las carreteras de A Coruña con dos o más carriles contarán con un carril 30 para que “se pueda circular en bicicleta o patinete con total seguridad”, según las palabras de Villoslada.

Otro asunto tratado en la reunión fueron las iniciativas que el Gobierno local presentó al Ministerio de Transporte para poder optar a los fondos europeos Next Generation: la estación intermodal y el Sistema Intelixente de Mobilidade (SIMoB), que servirá para realizar la monitorización digital del tráfico en la ciudad para saber como se utiliza el espacio público, la carga y descarga, los túneles o el ciclo semafórico. Esto ayudará a tomar decisiones basándose en datos y metadatos y utilizando las ventajas de la inteligencias artificial. El tercer proyecto es un plan de establecimiento de zonas de bajas emisiones para cumplir con la nueva ley de cambio climático. El Concello trabaja también en la creación de caminos escolares seguros.