La Xunta ha cerrado ya un documento en el que incluye todos los proyectos con los que pretende concurrir a la convocatoria de fondos europeos de recuperación Next Generation. Son más de doscientas iniciativas, la mayoría que atañen a un territorio amplio, aunque hay algunas que están asignadas a un Concello o a una institución concreta. En el caso de A Coruña, son cuatro propuestas las que llevan su apellido y que suman, en total, más de 375 millones de euros.

La Xunta —que compartió este documento con los grupos de la oposición en el Parlamento de Galicia— se plantea solicitar 296 millones de euros para financiar las obras de la ampliación del hospital —cuyo presupuesto total sobrepasa los 400 millones de euros—; 40 millones para un proyecto energético en la Universidade da Coruña; 35,18 para convertir Elviña en un ecobarrio, en el que prime la eficiencia energética, de modo que se realizarán reformas en edificios para mejorar su aislamiento, y también estudios para conocer dónde se puede actuar. La Xunta prevé, con este proyecto, mejorar la eficiencia energética del barrio un 20% y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 15% y potenciar la movilidad sostenible y la calidad de vida de sus vecinos.

Por último, la Xunta solicitará también cuatro millones de euros de los fondos europeos para la creación de la Ciudad de la TIC, en los terrenos de la antigua fábrica de armas.

No son las únicas iniciativas que la Xunta incluye en este documento, pero sí las únicas que son específicas para el municipio. Por ejemplo, la Xunta solicitará 40 millones de euros para la construcción de estaciones intermodales. Preguntada por este diario, la Consellería de Infraestruturas asegura que una de las acciones prioritarias en esa partida es la de la construcción de la estación intermodal de A Coruña. Hay otros proyectos en los que también podría participar la ciudad, como en la partida de 14 millones de euros que prevé solicitar la Xunta para la erradicación y contención local de especies de flora y fauna invasora o en la de 75 millones de euros para la implantación de nuevos modelos turísticos con especial atención a los diferentes Caminos de Santiago; incluso en la de 50,6 millones de euros para la rehabilitación de edificios públicos, o en la de 15 millones de euros para modernizar las lonjas.

Los fondos europeos Next Generation, llamados también fondos de recuperación, cuentan con una línea de financiación para los ayuntamientos. El concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, adelantó que el Concello solicitará la inyección económica de Europa para la puesta en marcha de un sistema inteligente para controlar la circulación en la ciudad y, de este modo, mejorar la movilidad en el municipio sirviéndose de la inteligencia artificial y de las nuevas tecnologías.

También propondrá el refuerzo de la red de estaciones que miden la polución en el ambiente con el objetivo de establecer zonas de bajas emisiones contaminantes en la ciudad.

Los fondos Next Generation nacen con una dotación económica de 750.000 millones de euros para financiar la recuperación de Europa tras la irrupción del coronavirus, para que su futuro sea más “ecológico, digital y resiliente”.