El Parlamento gallego tiene hoy pleno y está previsto que se apruebe, por unanimidad, una moción institucional de condena por el asesinato del joven coruñés Diego Bello a manos de la policía de Filipinas.

En el texto de esta moción además se acordará solicitar al Gobierno central que reclame al país filipino que investigue las circunstancias de esta muerte.

En noviembre de 2020 la comisión de asuntos exteriores del Congreso de los Diputados ya aprobó, también por unanimidad, una iniciativa del Partido Popular en la que se instaba al Ejecutivo central a promover una investigación sobre este suceso ocurrido a principios de 2020.

Diego Bello, de 32 años, fallecido de seis disparos de la policía filipina, que aseguró que le había muerto al ir a detenerle por ser supuestamente traficante de drogas. Un informe toxicológico descartó que el joven hubiese consumido algún tipo de estupefaciente en los últimos ocho meses y también que él no había realizado ningún disparo.