El cambio de la circulación en los Cantones y la avenida de la Marina que implantará el proyecto para la peatonalización de ese espacio se aplicará antes de que se acometan esas obras, ya que el Concello prevé reducir a partir de mediados de este mes y hasta principios de junio a solo dos carriles el paso de vehículos y dedicar los otros dos al tránsito peatonal, desde el edificio del teatro Colón hasta la plaza de Mina. La medida, adelantada por LA OPINIÓN este viernes, fue ensayada el pasado jueves en el tramo de la Marina entre el Obelisco y el teatro Colón mediante el paso de dos autobuses urbanos en cada uno de los sentidos de la circulación por los dos carriles situados junto a los jardines de Méndez Núñez con el fin de comprobar su viabilidad.

La prueba realizada reveló que la anchura de esos dos carriles es la adecuada, pero que será necesario recortar la mediana ajardinada que ahora divide los dos sentidos del tráfico frente al teatro Colón en sentido de entrada, donde actualmente solo hay uno. El giro hacia Rúa Nova quedará además eliminado, ya que la calle será peatonalizada durante esta iniciativa. En este momento ese desvío ya queda suprimido las tardes de los sábados y el domingo en horario diurno por la peatonalización de San Andrés en ese mismo periodo.

Otra de las actuaciones previstas es la instalación de un carril bici en sentido de salida de la ciudad desde el teatro Colón a la plaza de Mina adosado a la mediana, ocupando parte de la calzada que ahora canaliza el tráfico en ese sentido. La ampliación de las aceras supondrá la retirada de los bloques de hormigón instalados por el Ayuntamiento como delimitación provisional de nuevos espacios peatonales.

El proyecto para la peatonalización de los Cantones, diseñado por los arquitectos Xosé Manuel Vázquez Mosquera y Carmen Calatayud, fue presentado en junio del año pasado y el Gobierno local previó entonces licitarlo durante ese mismo ejercicio y el actual, ya que se ejecutará en cinco fases, pero hasta el momento ninguna de ellas ha salido a concurso, cuando el objetivo era que estuviese concluido antes de las próximas elecciones municipales, que se celebrarán en mayo de 2023.

La primera de ellas, según la propuesta de los autores de la propuesta, sería la peatonalización de la calle Compostela, de la que todavía no se conoce el proyecto constructivo, y a esta le sucederían la creación de la plaza de la Aduana y la reforma de la Marina, la remodelación del aparcamiento subterráneo, la peatonalización del Cantón Grande y Entrejardines, y, finalmente, la del Cantón Pequeño, plaza de Mina y Santa Catalina.

El proyecto prevé reducir la circulación en todos estos espacios a los autobuses y los taxis, así como a los escasos residentes que disponen de garajes en la zona, como ya sucede en el inicio de la avenida de la Marina y en la de Montoto. Esa regulación implicaría una disminución del tráfico que haría posible dejar tan solo dos carriles en la calzada de los Cantones y el último tramo de la Marina, de forma que los otros dos podrían pasar a ser usados por los peatones.

Con el inicio de la pandemia, el Gobierno local decidió ampliar el espacio para los viandantes en algunas de las principales calles de la ciudad para evitar los contagios. Entre ellas se eligieron los Cantones y el tramo de la Marina que será peatonalizado, en los que se cerró al tráfico un carril mediante la colocación de bloques de hormigón, ya que se indicó que era una medida provisional que incluyó además la colocación de mobiliario urbano que podrá incrementarse ahora con el aumento de la zona peatonal.

La inexistencia de problemas para la circulación, favorecida por la reducción del tráfico causada por la caída de la actividad económica y el teletrabajo, anima ahora al Gobierno local a adelantar la peatonalización de los Cantones antes de que se inicien las obras de remodelación de esa parte de la ciudad, que renovarán el pavimento y el mobiliario urbano y crearán nuevos espacios en Entrejardines y la plaza de la Aduana.

La Xunta reclama más líneas de bus urbano para Espazo Amizar

La previsión de la apertura del Espazo Amizar el próximo verano lleva a la Xunta a reclamar al Concello que aumente el número de líneas de autobús que pasan ahora por este punto de la calle Gregorio Hernández. En la actualidad hay paradas del bus a ambos lados de la vía, pero en ellas solo pasa la línea 12, mientras que por las proximidades circulan la 7, 3 y 3A.

La Dirección Xeral de Mobilidade plantea al Concello un incremento del servicio en la zona al entender que la oferta actual no será suficiente para atender la demanda, ya que Espazo Amizar albergará oficinas administrativas de la Xunta, dependencias para asociaciones sociosanitarias y una oficina de empleo.

El edificio, que anteriormente albergaba la delegación de la Consellería de Sanidade, dispone de 5.800 metros cuadrados y está siendo objeto de una reforma integral que tiene un coste de 7 millones de euros.