Desde este martes, 11 de mayo, en todas las calles de la ciudad que tienen un solo carril de circulación para cada sentido la velocidad máxima permitida será de 30 kilómetros por hora, tanto para los coches como para bicicletas y patinetes eléctricos. Entran en vigor los nuevos límites de velocidad de 20 y 30 km/hora en vías urbanas que forman parte de la reforma legal en materia de tráfico y circulación aprobadas por el Gobierno estatal el pasado mes de noviembre, cuyo objeto es reducir la accidentalidad en las ciudades. Los cambios, recogidos en el Real Decreto 970/2020 por el que se modifica el artículo 50 del Reglamento General de Circulación, limitan a 20 km/hora la velocidad máxima permitida en las vías con plataforma única de calzada y acera y a 30 km/hora en calles de un único carril por sentido de circulación. Se mantendrá el límite a 50 km/h en las de dos o más carriles por sentido, aunque algunas de estas calles tengan ya un carril que reduce la velocidad a 30 km/hora.

La implantación definitiva del límite a 30 km/hora se verá acompañada por campañas de control en la velocidad, que también vigilarán las cámaras instaladas en distintas calles

El mapa actualizado de velocidades muestra que se podrá circular hasta 50 kilómetros por hora en el anillo del paseo marítimo salvo en las zonas con reducción a 30 indicada, en la avenida do Porto, Juana de Vega, Sánchez Bregua, Linares Rivas, avenida del Ejército, carretera de Eirís, ronda de Outeiro, ronda de Nelle, avenida Alfonso Molina, Alcalde Pérez Ardá, Juan Flórez, avenida de Arteixo desde el cruce con la ronda de Nelle, avenida San Cristóbal, avenida Salgado Torres, Severo Ochoa, avenida de la Universidad, carretera de Mesoiro, carretera de Feáns, avenida de Finisterre a partir de la ronda de Outeiro, avenida de La Habana, Manuel Murguía y carretera de los Fuertes.

Mapa de calles de A Coruña con los nuevos límites de velocidad.

Mapa de calles de A Coruña con los nuevos límites de velocidad. L.O.

A Coruña es ciudad 30 desde mayo del año pasado, una declaración a las que se han adaptado urbes españolas y europeas que responde a un cambio en la movilidad hacia un modelo más sostenible. Su fin es alcanzar una mejor convivencia entre los peatones y los vehículos, así como con patinetes eléctricos, bicicletas y otras alternativas de transporte que en los últimos años han tenido un creciente protagonismo.

El Gobierno local pretende que la circulación sea más segura en el entramado de calles urbanas, tanto en las más estrechas como en las de mayor capacidad de vehículos

Para demostrar su implicación en la nueva modalidad de circulación, el Ayuntamiento ha implantado ya limitaciones a 30 kilómetros por hora en el carril más próximo a la acera en uno o en ambos sentidos de vías con más de un carril para circular, como Juan Flórez, el paseo marítimo entre la fuente de los surfistas y el estadio de Riazor, la avenida de La Habana, un tramo de la ronda de Nelle y la ronda de Outeiro entre la avenida del Ejército y Peruleiro. A menos de 30 también se circula por zonas como Adormideras, Os Rosales y Novo Mesoiro, además del transporte público en la Marina.

CLAVES DESTACADAS

  • 50 kilómetros por hora

Se podrá circular hasta esta velocidad máxima en calles de más de un carril por sentido, salvo por el que el límite indique 30. Son vías principales o de acceso, como las avenidas do Porto, Ejército y Salgado Torres, rondas de Nelle y Outeiro, Juan Flórez, Juana de Vega, Manuel Murguía y Ramón y Cajal

  • 30 kilómetros por hora

Este es el límite para todas las calles de un único carril por sentido de circulación. También es el máximo de algún carril exterior de vías que tienen más de un carril de circulación, como Juan Flórez o ronda de Outeiro

  • 20 kilómetros por hora

Velocidad máxima en las vías con plataforma única de acera y calzada, como la Marina


Con esta reducción en la velocidad el Gobierno local pretende que la circulación sea más segura en el entramado de calles urbanas, tanto en las más estrechas como en las de mayor capacidad de vehículos. Es una medida que tiene el propósito de afianzar la prudencia general con que se conduce en la ciudad, según reflejan las velocidades medias del informe del estado del tráfico en 2020. Este documento muestra que en las principales vías interiores de más intensidad media de vehículos, en las principales y en las de acceso a la ciudad la velocidad media a lo largo del año no rebasó los 30 km/hora, salvo en la avenida do Porto (32,75), el paseo marítimo (31,57) y Juan Flórez (42,18) entre las principales y en las avenidas de Salgado Torres (30,07), Alfonso Molina (41) y Ejército (44,7) entre las de entrada y salida.

Manuel Freire, portavoz del sindicato CSIF de la Policía Local. “Lo normal es informar y avisar primero. Y lo importante es que las medidas se cumplan y los conductores no se relajen en sus obligaciones”

Pero el año pasado no fue un año completamente concluyente respecto al comportamiento general de los conductores. El confinamiento durante marzo, abril y mayo por la pandemia del coronavirus y la menor presencia de vehículos procedente de fuera de la ciudad suavizaron mucho la circulación, según admite Manuel Freire, portavoz del sindicato CSIF de la Policía Local. “Se nota que hay menos tráfico del habitual y que los coches van más tranquilos. En 2020 fue difícil baremar el estado de la circulación”. Añade el agente que la implantación definitiva del límite a 30 km/hora se verá acompañada por campañas de control en la velocidad, que también vigilarán las cámaras instaladas en distintas calles de la ciudad a efectos de tramitar posibles sanciones por infracciones graves. “Lo normal es informar y avisar primero. Y lo importante es que las medidas se cumplan y los conductores no se relajen en sus obligaciones”, explica Freire.